Real Madrid 1 - 2 Manchester City

La pica de Guardiola

27.02.2020 | 06:15
El árbitro DAniele Orsato expulsó a Sergio Ramos en el minuto 86 tras una falta sobre Gabriel Jesús

El Manchester City pone en evidencia las carencias del Real Madrid, conquista con autoridad el Bernabéu y enfila los cuartos de final

Real Madrid 1 - Manchester City 2

REAL MADRID: Courtois; Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Ferland Mendy, Casemiro, Valverde, Modric (Min. 84, Lucas Vázquez), Isco (Min. 84, Jovic), Vinicius (Min. 75, Bale) y Benzema.

MANCHESTER CITY: Ederson; Walker, Otamendi, Laporte (Min. 33, Fernandinho), Benjamin Mendy, Gündogan, Rodri, De Bruyne; Mahrez, Bernardo Silva (Min. 73, Sterling) y Gabriel Jesus.

Goles: 1-0: Min. 60; Isco. 1-1: Min. 78; Gabriel Jesus. 1-2: Min. 83; De Bruyne, de penalti.

Árbitro: Daniele Orsato (Italia). Expulsó a Sergio Ramos en el minuto 86 por una falta al borde del área madridista cuando se escapaba Gabriel Jesús. Amonestó a Benjamin Mendy, Valverde, Modric.

Incidencias: Partido de ida de octavos de final de la Liga de Campeones disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante 75.615 espectadores, unos tres mil de ellos seguidores del City.

 El Manchester City destapó las carencias del Real Madrid y encarriló su pase a los cuartos de final de la Liga de Campeones con una remontada con dos goles en cinco minutos, justo cuando el conjunto de Zinedine Zidane parecía que podía acudir al Etihad con ventaja.

Lo que no pudo conseguir el City durante casi todo del partido, que controló casi siempre, lo logró con las dianas del brasileño Gabriel Jesús y del belga Kevin de Bruyne, éste de penalti, que revirtieron el gol de Isco Alarcón. Fue el premio a un buen trabajo tan solo empañado por el error de Rodri y Kyle Walker que aprovechó Vinicius para servir a Isco, cuyo tanto daba la impresión que significaba el reencuentro del Real Madrid con el gen de la Champions.

Esas dos acciones fueron el síntoma más claro de un equipo de nuevo vulnerable, como en los últimos partidos. No ha perdido la eliminatoria aún, pero está abocado a una victoria en Manchester por más de un gol o por uno en un triunfo superior al 1-2. Además lo hará sin su capitán, Sergio Ramos, que acabó expulsado al frenar a Gabriel Jesús cuando escapaba.

Sorprendió de entrada Pep Guardiola, considerado por Zinedine Zidane el "mejor entrenador del mundo", dejando fuera del once a Sergio Kun Agüero. La partida de ajedrez previa la completó el francés con otro giro de tuerca. Toni Kroos, otro indiscutible, se quedó en el banquillo, como Gareth Bale. Isco Alarcón y Vinicius fueron sus apuestas de entrada.

Elogios y temor Ambos técnicos se repartieron elogios en la víspera. Luego, distribuyeron un interesante duelo táctico. El Real Madrid pretendía no volver a cometer errores de los últimos partidos para no entregar la eliminatoria en este primer capítulo. El respeto mutuo, hasta el temor, presidían un partido que por momentos parecía hasta falto de intensidad. Con el factor campo a favor para la vuelta ahí se manejaba con comodidad el bloque sky blue, que justificó la titularidad de Gabriel Jesús, tirado a la banda izquierda, cuando el brasileño se situó ante Thibaut Courtois, pero el meta belga impidió el gol.

El cuadro de Zidane, como tantas veces cuando está espeso, no tuvo más recurso que Vinicius. Aún sin fluidez, también tuvo su ocasión con un remate de cabeza de Karim Benzema que despejó a ras de suelo Ederson. El joven brasileño no pudo aprovechar el rechace. Fue la acción más lúcida de los blancos en el primer periodo.

Y el City disfrutó de un inicio del segundo tiempo tan esperanzador que el Madrid parecía estar en la lona. En cambio, un robo de balón le dio alas. Vinicius se escapó, atrajo a tres defensas y envió a Isco, quien, solo, marcó de forma inesperada (m.60).

El Real Madrid se las prometía felices pero no fue así. La permeabilidad y los fallos atrás volvieron a condenarle. Gabriel Jesús, una auténtica pesadilla, firmó el empate con un remate de cabeza a pase de De Bruyne, quien culminó la remontada cinco minutos después al materializar un penalti de Dani Carvajal sobre Raheem Sterling, que acababa de salir.

Descompuesto el Real Madrid, el City no renunció a poner la puntilla. Sergio Ramos fue expulsado y el cuadro blanco evitó el k.o. absoluto, pero no así la derrota, una más en el Santiago Bernabéu, que ha perdido su condición de fortín.

noticias de deia