Víctor Sánchez del Amo, destituido

De la extorsión por el vídeo a la humillación

Víctor denuncia la falta de humanidad del Málaga, que además le propone dejar el club perdiendo dinero

16.01.2020 | 06:20
Víctor Sánchez ayer, en su comparecencia ante la prensa.

málaga - Víctor Sánchez del Amo, destituido el pasado sábado como entrenador del Málaga por "causas disciplinarias", lamentó que, tras la difusión de un vídeo íntimo suyo de contenido sexual por las redes sociales y ser víctima de una extorsión, el club no le preguntó por su "familia" ni por él ni por cómo se sentía.

En una rueda de prensa en un hotel malagueño, el técnico madrileño recriminó ayer a la dirección del Málaga su actuación en torno a este asunto y criticó que, además de que no se interesase por él como persona ni por su familia, le propusieran abandonar su cargo renunciando a parte del salario incluyendo un periodo que ya había trabajado.

Víctor, que antes de su despido fue apartado el 7 de enero hasta que se esclarecieran los hechos que él denunció ante la Policía, declinó hacer valoraciones sobre "las intenciones de lo que ha pasado" porque "la solución está en manos de equipos jurídicos", si bien subrayó que "obedece al más estricto ámbito" de su "intimidad", y porque están "siguiendo instrucciones de la Policía".

El exentrenador malaguista explicó que, cuando el 7 de enero fue difundido el vídeo íntimo en las redes sociales, "a última hora" de ese mismo día recibió un mensaje del director general del club, "vía whatsapp", en el que le comunicó que quedaba "apartado del equipo para investigar los hechos. Imaginaros con la que estaba cayendo en ese momento", recalcó Víctor.

Por cómo estaba respondiendo el Málaga, interpretó que no le querían, por lo que les propuso como solución extinguir el contrato abonándole lo que le correspondía "hasta el (último) día trabajado" y que se iba. El Málaga rechazó su proposición y le hizo llegar "una propuesta económica" invitándole "a renunciar a parte del salario ya trabajado", lo que le pareció "indigno". Además querían "controlar" la gestión de la comunicación en torno a esos hechos.

La Policía sigue investigando y el pasado sábado fue detenido un hombre en Puente Genil (Córdoba) supuestamente implicado en la publicación del vídeo en redes sociales. - Efe