Copa

La Florida estalla de alborozo

18.12.2019 | 14:40
Celebración del Portugalete
Descomunal resultó el ejercicio copero del Portugalete, que estará en el bombo de la segunda eliminatoria de Copa con opciones de poder emparejarse con un rival europeo tras descomponer por completo a un rival de la Liga SmartBank como es el histórico Extremadura. Y eso que el conjunto visitante mostró sus credenciales de calidad en la primera mitad, pero el equipo de Ezequiel Loza se puso el mono de trabajo, fue capaz de ponerse a su altura y disputar un periodo entretenido, con oportunidades por los dos bandos, en el que pudo marcar cualquiera.
 
La primera parte fue muy divertida. A los jarrilleros les interesaba un partido de ida y vuelta, por el contrario el Extremadura buscaba frenar los ánimos locales iniciales con juego de contención y exquisita técnica. El primer aviso lo dio Diego Rozas empalmando un balón desde el ala izquierda. Al Extremadura le iba la marcha al principio y se dejó contagiar por el juego local. Un centro de Sergio Gil lo cabeceó arriba el delantero cedido por el Leeds Mújica. De nuevo el Portu fue a la carga y en un saque de esquina de Chopi el visitante Cristian remató hacia su puerta y el portero japonés Yamaguchi tuvo que evitar el gol volando por los aires. Otra clara ocasión la generaron los visitantes. Mújica se revolvió en el área y remató cruzado fuera cuando Mediavilla ya estaba batido. El choque era muy intenso y se jugaba con peligro en las áreas. Chopi intentó marcar un gol olímpico y otra vez apareció el portero del Extremadura para impedirlo. Era un partido de pistoleros que se templó cumplida la media hora. Los ánimos se calmaron y se vio fútbol control, más por parte visitante pues no les interesaba exponer tanto. El Portu le seguía hablando de tú a tú a su rival y el dominio se alternaba por momentos. El Extremadura quiso mandar otra vez en el luminoso y Airam Cabrera finalizó alto desde el punto de penalti. Los visitantes mostraban muy buenas maneras. Antes del descanso, Mediavilla evitó el tanto en una gran intervención. Valverde, que entró con potencia por el ala izquierda, finalizó a gol y se encontró con la gran respuesta del guardameta.
 
En la segunda parte, los locales se fueron con insistencia en busca de la puerta rival y encontraron su premio. Güemes se escapó de Samu y puso el balón en el corazón del área para encontrarse de nuevo con el guardameta visitante. Celihueta disparó fuera desviado. En este periodo, el Extremadura empezó a diluirse y los jarrilleros creyeron de lleno en sus posibilidades. Rozas entró por la izquierda y su pase al centro Axel, solo en el área pequeña junto al portero, lo mandó arriba. Fue la ocasión más clara de los de Ezkerraldea. El Extremadura había perdido consistencia. Estaba tocado y los de casa lo percibían. Sergio Gil remató alto en el primer acercamiento extremeño del segundo acto. Güemes, que quería revolucionar el partido, cedió a la izquierda a Rozas, que piso área y cruzó demasiado el esférico. El Portu se hacía notar y podía olerse el gol. Entonces, Cristian perdió el balón y Güemes se acomodó y soltó un disparo desde la frontal y el balón pegado al palo llegó raso a la red. Un buen gol. El Portu había tirado de coraje y pundonor haciendo desaparecer del verde a un histórico rival de dos categorías más. Cristian disparó fuera junto al palo. Y los de casa, a lo suyo. Diego Rozas, que realizó su mejor partido como jarrillero, volvió a pisar área por el ala izquierda y de nuevo volvió a finalizar cruzado. Hubiera sido el segundo gol, pero el esférico se le escapó fuera una vez más. El segundo disparo visitante casi fue sobre el pitido final y lo hizo Cristian a las nubes. La Florida estalló de alborozo.