LIGA DE CAMPEONES

Suárez saca de un lío al Barça

El Inter, que se adelantó nada más arrancar el partido, perdonó en la primera mitad y el uruguayo lideró la remontada tras el descanso

09.02.2020 | 17:09
Luis Suárez celebra su segundo gol.

Barcelona2

Inter de Milán1

BARCELONA: Ter Stegen; Sergi Roberto, Piqué, Lenglet, Semedo; Busquets (Min. 52, Vidal), De Jong, Arthur; Messi, Griezmann (Min. 66, Dembélé) y Luis Suárez.

INTER: Handanovic; Godín, De Vrij, Skriniar; Candreva (Min. 71, D'Ambrosio), Barella, Brozovic, Sensi (Min. 79, Politano), Asamoah; Alexis Sánchez (Min. 66, Gagliaedini) y Lautaro Martínez.

Goles: 0-1: Min. 3; Lautaro Martínez. 1-1: Min. 58; Luis Suárez. 2-1: Min. 84; Luis Suárez.

Árbitro: Damir Skomina (Eslovenia). Mostró cartulina amarilla a Barella, Griezmann, Piqué, Sergi Roberto, Vidal, Alexis Sánchez y Antonio Conte.

Incidencias: Camp Nou, ante 86.141 espectadores.

barcelona - El Barcelona se llevó un triunfo contra el Inter que ni en sus mejores sueños pudo llegar a pensar que obtendría después de que su rival se lo merendase en la primera parte, pero sin rematarla, algo que sí hizo el uruguayo Luis Suárez, quien marcó los dos goles de su equipo en el segundo acto. Reñido con el gol en las dos anteriores Champions, apareció la mejor versión de Suárez, que marcó dos goles que llevan a su equipo a lo alto de la clasificación.

El Barça se salvó de una buena en la primera parte porque el Inter se lo comió en casi todos los aspectos. Se vio sorprendido en el minuto tres, cuando Lautaro recibió en largo, superó la marca de Lenglet y batió por bajo a Ter Stegen. Al Barcelona no le entró pánico porque ya se le veía que iba con el pulso bajo y le costó acelerarlo. Ni los balones que tocaba el reaparecido Leo Messi generaban ninguna expectativa para activar a un equipo que iba a medio gas. El Inter llegó a marcar el 0-2, pero acabo anulado por claro fuera de juego. El grupo de Antonio Conte tuvo más ocasiones claras, pero no acertó en la definición. Craso error.

El Barcelona despertó del letargo en el segundo tiempo, en el que volvió a toparse con un rival sin casi fisuras, pero al que empujó más hacia su área, a pesar de que eso no evitó que los de Conte lo hicieran fácil, especialmente cuando intentaron salir con el balón controlado o lanzar algún contragolpe. La entrada de Arturo Vidal por Sergio Busquets modificó el tempo del partido. Tras una larga jugada del Barça, con lentitud, el balón fue de Messi a Griezmann para acabar en un centro hacia Luis Suárez, quien desde fuera del área conectó una volea que acabó en el fondo de las mallas.

En el minuto 61, poco antes de ser sustituido por Dembélé, Griezmann tuvo una oportunidad inmejorable pero su disparo acabó en el lateral de la portería de Handanovic. A Valverde le salieron bien los cambios porque el Barça encontró su ritmo. Messi se dejó la jugada del partido para el final, llegó hasta el área donde vio desmarcado a Suárez, quien después de fintar a un rival tras un control orientado, marcó el gol de la victoria.

noticias de deia