El Leioa salva un punto

Luariz, de volea, puso el definitivo empate que supuso privar al Racing de proclamarse campeón

09.02.2020 | 01:40
Un jugador del Leioa soporta la presión rival.

LEIOA: Iturrioz; Chirri, Morcillo, Mikel Fernández, Adrián Crespo (Min. 46, Jorge Cortes) Córdoba; Juaristi (Min. 46, Luariz), Egiluz; Garai (Min. 74, Ibrahima), Sota; y Yurrebaso.

RACING SANTANDER: Crespo; Buñuel, Julen, Óscar Gil, Olaortua; Kitoko, Ortiz; Noguera (Min. 76, Sergio Ruiz), Cejudo, Hidalgo (Min. 65, Berto Cayarga); y Barral (Min. 83, Tresaco).

Goles: 0-1: Min. 16; Alberto Noguera. 1-1: Min. 89: Luariz.

Árbitro: Julio Mena Gimeno (Comité Valenciano). Amonestó a los locales Juaristi, Crespo, Mikel Fernández y Chirri.

Incidencias: 1.000 espectadores en Sarriena.

Leioa - Luariz, a falta de un minuto y de volea, rescató un punto que supuso el empate a uno frente al Racing en Sarriena en un partido en el que los visitantes dominaron durante bastantes minutos. Los azulgranas, tras este decimoséptimo empate del curso, noveno en su feudo, se colocan en séptima posición con 47 puntos y a falta de tres jornadas para acabar la liga todavía siguen enganchados en la lucha por jugar la Copa.

El partido comenzó con un ritmo vertiginoso y con un Racing lanzado al ataque, ya que quería finiquitar la liga proclamándose campeón. No habían transcurrido dos minutos cuando Nico Hidalgo se internó por banda derecha y su centro al segundo palo fue rematado de cabeza por Barral, que se elevó ante su par y el esférico salió rozando el palo. La respuesta de los locales vino en una acción de Chirri y Garai, aunque el primero en adelantarse fue el Racing en una jugada elaborada que acabó con pase de tacón de David Barral sobre Alberto Noguera que en el mano a mano con Iturrioz definió perfectamente. Los locales, a pesar de verse por detrás en el marcador, no se arrugaron y se acercaron con peligro con un robo, pero sin fortuna. En el minuto 26, otra contra racinguista que finalizó con un centro lateral de Julen Castañeda no llegó a rematarlo Hidalgo por milímetros.

Tras pasar por vestuarios, el Racing siguió llevando la manija del juego. La entrada de Ibrahima favoreció la velocidad del ataque vizcaino, que creó varias internadas. En una de ellas, Luariz gozó de una buena ocasión, pero Iván Crespo atrapó. Y a falta de un minuto para el final, pase largo de Iturrioz sobre Luariz, que de volea igualó el partido ante la desolación de los racinguistas. Y tras el empate, nuevo balón largo sobre Yurrebaso que encaró a su par, le rebasó y cuando iba a rematar fue derribado. El colegiado no señalo nada, solo el final.