TERCERA DIVISIÓN

La pillería de chopi, decisiva

El portugalete suma tres puntos ante el zamudio en un partido poco vistoso que se decantó por una jugada que comenzó el jarrillero

08.02.2020 | 20:37
Los jugadores del Portugalete celebran el tanto marcado por Ito ayer ante el Zamudio.Foto: José María Martínez

Portugalete1

Zamudio0

PORTUGALETE: Mediavilla, Yaser, Neira, Cubería, Axel, Ukerdi, Chopi, Ito (Min. 70, Arbeloa), Rementeria (Min. 55, Calvo), Infante (Min. 85, Artabe) y Galder.

ZAMUDIO: Maturana, Pablo, Arana, Txabo, Iriondo, Setti (Min. 79, Aranaz), Rementeria, Egiguren, Arroyo (Min. 15, Txolo), Mujika (Min. 68, Urzelai) y Garmendia.

Gol: 1-0: Min. 42; Ito.

Árbitro: Guijarro Mercado. Expulsó a Ukerdi. Amonestó a Moya, Infante, Calvo y Galder; y a Pablo, Txolo y Arana.

Incidencias: Unos 700 espectadores en La Florida.

portugalete - La pillería en una jugada rápida, junto con la perfecta ejecución de Ito, fue decisiva para que el Portugalete venciera al Zamudio. Si a ello se le suma la falta de concentración visitante justo en ese mismo instante, cercano al descanso, ofrece un final de ecuación con un líder que suma tres nuevos puntos para dominar sin rubor, y con mucha diferencia, el grupo vasco de Tercera. Porque el partido en La Florida no fue vistoso, pero a los jarrilleros, aprovechando el despiste visitante en una falta que sacó Chopi a Infante, que se escapó en velocidad para asistir al oportunismo de Ito, les fue suficiente. Porque en la segunda parte, el conjunto tecnológico se hizo dueño del centro del terreno de juego, pero sin llegar a percutir a su rival, sin llegar a dañar parte de su armazón y así es muy difícil hincarle el diente al líder. Al flamante líder. Además, los pupilos de Carlos Docando acabaron pagando su esfuerzo y, aunque los de casa jugaron con diez los últimos diez minutos, nunca vieron en peligro la victoria. Nunca hubo un peligro inminente cerca de su portería.

En la primera parte, Infante pudo marcar en un barullo y después se produjo el gol antes del descanso. No hubo más. Solo equilibrio de dos equipos que jugaban en el centro del terreno y juego poco vistoso. Tras el descanso, el Portu se dejó querer ante su oponente para intentar matar el partido a la contra, pero no lo consiguió tampoco. A Cubería de cabeza se le quedó el balón atrás y luego Maturana despejó un nuevo cabezazo de Cubería. Txolo y Egiguren lo intentaron para el Zamudio, pero el empate estaba muy lejos. Axel recuperó ante Txolo que enfilaba la recta final. Y Galder cabeceó también fuera. El final fue inexplicablemente accidentado y con lluvia de tarjetas.