SEGUNDA DIVISION B

La maldición del descuento

el barakaldo desperdicia dos goles a favor ante un vitoria que logró empatar en los minutos finales de un duelo dominado por los fabriles

08.02.2020 | 20:37
El guardameta del Barakaldo intenta despejar un balón en el duelo de ayer.Foto: José Mari Martínez

Barakaldo2

Vitoria2

BARAKALDO: Viorel, Prats, Royo, Picón, Eeik, Carles Marc, Raúl Hernández, Antonio Sánchez, Sergio Benito, Dopi (Min. 77, Ferreiroa) y Barbosa (Min. 83, Fran García).

VITORIA: Areitio, Brani, Roger, Kaiser, Malón, Atienza (Min. 81, Alain), Ángel (Min. 63, Luis), Marí, Xesc (Min. 74, Urko), Obieta y Jaime.

Goles: 1-0: Min. 21; Raúl Hernández. 2-0: Min. 58; Barbosa. 2-1: Min. 87; Brani, de penalti. 2-2: Min. 90; Marí.

Árbitro: López Parra, cántabro. Mostró cartulinas amarillas a Royo y Antonio Sánchez por el Barakaldo y a Ángel, Marí y Urko por el Vitoria.

Incidencias: Unos 1.200 espectadores en Lasesarre.

barakaldo - Dos goles del Vitoria en los últimos instantes impidieron al Barakaldo sumar una victoria que parecía ya amarrada a falta de cinco minutos para el final del encuentro. El conjunto de Lasesarre fue por delante en el marcador durante más de una hora, dispuso de ocasiones para ampliar su ventaja incluso ya con el 2-0 y se mantuvo superior durante la mayor parte del choque, pero acabó viendo cómo los visitantes derribaban todo lo hecho en apenas un par de golpes postreros.

La escuadra de Aitor Larrazabal perdió así una oportunidad magnífica para marcar una buena diferencia con la Real Sociedad B. De haberse llevado la victoria, los gualdinegros se habrían situado con siete puntos más que el Sanse. En cualquier caso, los fabriles pueden considerarse afortunados de continuar ocupando la cuarta plaza con cinco puntos de ventaja después de haberse dejado 22 de los últimos 33 puntos en juego. Un lujo que no todas las temporadas puede darse y al que contribuyen los sistemáticos tropiezos que van sumando sus perseguidores.

El choque fue dominado por los locales, a quienes, eso sí, faltó puntería para lograr una renta mayor. Sergio García dio el primer aviso apenas a los cuatro minutos, pero su remate, tras un centro de Raúl Hernández prolongado por Dopi, se marchó fuera a la derecha de Areitio. Los gasteiztarras, que se vieron obligados a jugar con su camiseta azulgrana pero con pantalón amarillo -prestado por los locales por decisión del colegiado-, se acercaron en un par de ocasiones sin comprometer la meta de Viorel. Jaime no pudo conectar con Xesc tras una rápida contra por la izquierda y luego Obieta remató a las nubes un centro raso del propio Jaime desde la derecha.

Tras este par de acercamientos del Vitoria llegó el primer gol del Barakaldo. El rebote de un centro desde la izquierda de Barbosa, que Areitio no pudo atrapar abajo, benefició a Raúl Hernández, que, casi de manera involuntaria, logró el 1-0 a los 21 minutos. Con ventaja en el marcador, los fabriles intentaron ampliar su ventaja percutiendo por ambas bandas, pero sin efectividad para lograr el segundo. Un derechazo de un destacado Barbosa, escorado desde la izquierda, salió a córner por encima de Areitio cuando ya se cantaba el gol en Lasesarre. El goleador Raúl Hernández, ya rebasada la media hora, tuvo una buena ocasión tras recibir en la derecha del área y recortar a un defensa. Sin embargo, su disparo, con escasa fuerza, lo atrapó sin problemas Areitio. Por último, antes del paso por vestuarios, Antonio Sánchez remató muy alto un centro raso de Raúl desde la derecha.

Tras el descanso, el Vitoria se dejó ver en una jugada similar a la protagonizada por Jaime en la primera mitad. Esta vez, el centro raso del extremo desde la izquierda tuvo que rechazarla a córner la defensa gualdinegra justo antes de que Obieta llegase al remate. Sin embargo, en el posterior ataque iba a llegar el segundo para los locales. Una jugada por la izquierda entre Royo y Barbosa terminó con la asistencia del lateral al extremo, quien casi sin ángulo hizo el segundo para el Barakaldo.

Con dos goles de ventaja, los de Larrazabal se fueron a por el tercero por medio de Barbosa, que siguió siendo una pesadilla para la defensa del Vitoria. Un disparo del atacante lo sacó la zaga visitante tras una gran jugada del Barakaldo; después un centro raso del propio Barbosa se quedó sin rematador.

Reacción visitante Y fue entonces cuando, en pleno monólogo local, llegó la reacción de los gasteiztarras. Primero Urko avisó con un mano a mano que salió por encima de Viorel. En la siguiente jugada, un disparo de falta que tocó en la barrera lo interpretó el colegiado como mano y Brani, de penalti, recortaba distancias a falta de tres minutos para el final. Ya en el descuento, llegó el jarro de agua fría para la parroquia local. Un centro fue rematado de forma inapelable por Marí en el segundo palo, rescatando a su vez un gran punto para los de Iban Fagoaga.