gernika 0 - leioa 0

Unas tablas insuficientes

El derbi de Urbieta se salda con un empate sin goles que mantiene al Gernika en zona peligrosa y prolonga la sequía de triunfos del Leioa

08.02.2020 | 20:31
El foral Pradera se lamenta de una ocasión fallada ante Iturrioz, el meta leiotarra .

Gernika0

Leioa0

GERNIKA: Carrio, Guarrotxena (Min. 80, Garmendia), Berasaluze, Aimar, Carracedo, Arnáez, Lander (Min. 73, Sáenz), Gorka Larruzea, Abaroa, Santamaría (Min. 63, Gandiaga) y Pradera.

LEIOA: Iturrioz, Aguiar, Mikel, Córdoba, Crespo, Magdaleno (Min. 73, Yurrebaso), Juaristi, Garai, Cortés, Egiluz y Luariz (Min. 82, Ibra).

Árbitro: Pérez Fernández (Castilla y León). Amonestó al local Abaroa.

Incidencias: Unos 400 aficionados en Urbieta.

gernika - Gernika y Leioa firmaron un empate insuficiente para ambos, sobre todo para unos forales que se quedan dos puntos por debajo de la zona tranquila, desventaja que podría ampliarse hoy. Los leiotarras, por su parte, prolongan a siete su racha de partidos sin ganar. El derbi dejó pocas ocasiones y, pese al dominio gernikarra, la más clara fue un misil al larguero del visitante Crespo.

El técnico local Urtzi Arrondo, como las dos semanas anteriores, apostó por una zaga de tres centrales. Mientras que las bajas propiciaron que el conjunto leiotarra acudiesen al derbi con una convocatoria de 16.

Los visitantes solo necesitaron tres minutos para firmar la mejor ocasión del primer acto. En una falta, Crespo dejó temblando el travesaño. Ese aviso del Leioa fue un espejismo, ya que el choque siguió sin dominador ni noticias en las áreas hasta que el Gernika se animó al cuarto de hora con dos arrancadas de sus carrileros, Arnáez y Guarrotxena, a cuyos disparos les faltó puntería. A partir de ahí, los locales se adueñaron del control. Movían el cuero en busca de grietas que no aparecían e inquietaban mediante centros sin éxito. Así, el duelo alcanzó el descanso sin goles.

Al igual que la primera, la segunda mitad empezó con una buena oportunidad, en este caso para los gernikarras. El centro de Berasaluze encontró la cabeza de Pradera, cuyo remate obligó a estirarse a Iturrioz, al que poco después a punto estuvo de batir su compañero Córdoba en un intento de despeje que salió por encima del larguero. En el otro lado, a la hora de partido, un centro de Aguiar que no pudo atrapar Carrio, incomodado por Luariz, generó un nudo en la garganta a la afición de Urbieta, que respiró tranquila al ver que el disparo de Egiluz no fue preciso. Una genialidad de Pradera pudo propiciar el 1-0 en el 70, pero su volea rozó el poste, igual que un cabezazo de Lander segundos después. Contestó Luariz con un tiro al lateral de la red. En el tramo final, Arnáez disparó alto tras una bonita jugada gernikarra.