sociedad anónima deportiva (SAD)

El Barakaldo apunta a sociedad anónima

Un grupo de socios y empresarios avala un millón de euros para iniciar la reconversión del club y poner músculo financiero de cara al ascenso

08.02.2020 | 03:58
Jesús María Isusi, cabeza visible del grupo de empresarios de Barakaldo, posa en el exterior del campo de Lasesarre.Foto: José Mari Martínez

Un grupo de socios y empresarios avala un millón de euros para iniciar la reconversión del club

barakaldo - "No vamos a entrar en el club como un elefante en una cacharrería. Venimos para quedarnos". Se trata de una declaración de intenciones. Dicen que no hay ni trampa ni cartón. Es una iniciativa a pecho descubierto. Estas máximas se proyectan en la carta de presentación de un indeterminado número de socios y de empresarios de "Barakaldo y de Bizkaia", como les gusta subrayar, que encabezan un grupo "heterogéneo" que lidera una iniciativa encaminada a reconvertir al Barakaldo C.F., que milita en el grupo II de Segunda División B, en una sociedad anónima deportiva (SAD) a corto plazo, siempre y cuando la masa social de la entidad de Ezkerraldea, cifrada en poco más de 1.700 abonados, dé el visto bueno a un proceso que se abriría el próximo 6 de marzo, fecha estipulada por la actual Junta Directiva del Barakaldo, presidida por Orlando Saiz, para una Asamblea Extraordinaria en la que se convocarán elecciones a la presidencia y que podría marcar un antes y un después en el fútbol vizcaino.

"Se trata de dotar al Barakaldo de un músculo financiero solvente para tener opciones de conseguir el ansiado ascenso a LaLia 1/2/3 (Segunda División) 38 años después", según declara Jesús María Isusi, cabeza visible de este ente empresarial de la cuarta población de la Comunidad Autónoma del País Vasco en cuanto a número de habitantes, solo por detrás de las tres capitales. Un conglomerado de personas y emprendedores que tienen asegurado un capital de un millón de euros, cantidad que consideran suficiente como para iniciar un proceso que empezaría a gestarse como sociedad anónima a partir de junio siempre y cuando se hagan realidad los plazos que manejan. "No solo aseguramos ese millón de euros, sino que dispondríamos de 2,5 millones más durante los cuatro años siguientes. Se trata de ofrecer solvencia, no de llegar y romper. Aquí no va a venir ningún mecenas chino que ponga equis pasta. Somos gente del pueblo y del territorio histórico", insiste Isusi, que ya fuera directivo del Barakaldo entre 2005 y 2011.

Este grupo pretende que su formulación no se demore en el tiempo. El 6 de marzo se convocarán elecciones a la presidencia del Barakaldo y se abre un plazo de diez días naturales para la presentación de candidaturas. En caso de que no se presente ninguna, escenario que se maneja a día de hoy porque Orlando Saiz ya ha anunciado que no se optará a la reelección y no se detectan movimientos alternativos, se habilitan otros diez días para celebrar una Asamblea Extraordinaria donde se decidirían las medidas a tomar, entre ellas la posible conversión del club en sociedad anónima, lo que necesaria el apoyo como mínimo de dos tercios de esa asamblea. Si se diera ese paso histórico -ningún club vizcaino, incluido el Athletic, ha adquirido hasta la fecha esa figura jurídica, aunque sí lo fue en su momento el extinto Sestao Sport-, la Comisión Mixta decretaría la cuantía del capital social voluntario, que llegaría al millón de euros cuando el presupuesto actual de la entidad aurinegra se eleva a los 890.000 euros. "El próximo año los clubes de Segunda B están obligados a tener 22 fichas profesionales y el gasto en Seguridad Social aumentaría en unos 100.00 euros", incide Isusi, que avanza que han mantenido conversaciones con expresidentes, exdirectivos, exjugadores y peñas para exponerles su proyecto.

"La referencia es el Eibar, que llevó a cabo un proceso de reconversión ejemplar", añade Isusi, convencido de que la propuesta calará entre la masa social del Barakaldo. La primera fase de esa capitalización está dirigida exclusivamente a los socios, a los que se ofrecería, en principio, lotes de diez acciones como máximo a 50 euros cada una. El segundo tramo se abriría a esos compradores en la fase inicial para ampliar su capital accionarial, momento en que entraría esta entente empresarios para completar ese millón de euros. "Tenemos la ventaja de disponer de esa cantidad para potenciar las arcas del club. No hay ningún equipo que haya subido a Segunda División con un presupuesto inferior a 1,2 millones. El objetivo es que como sociedad anónima, que no choca con el Athletic y con el que buscaremos acuerdos, el Barakaldo gozará de músculo y de visibilidad. El modelo actual es inviable", recalcan estos promotores, conscientes de que es "el momento de dar este salto".