Unas oportunidades fuera de lo habitual en el Ausarta Barakaldo

Ofrece a sus jugadoras combinar el baloncesto con trabajos que les ayuda a encontrar

18.12.2021 | 00:20
Irene Medel y María Gascón entrenan en Urdaneta.

EL Ausarta Barakaldo hace años que apuesta por ser un club diferente, por realizar iniciativas novedosas que le ayuden a atraer mayor atención y que públicos de todo tipo acudan a Lasesarre cada dos fines de semana. No es extraño ver esa filosofía en las redes sociales, pero también lo aplican a su día a día. A la hora de fichar, el club de Ezkerraldea no solo ofrece las condiciones habituales para las jugadoras profesionales, también da una alternativa con la que ganar nuevas experiencias laborales. La entidad vizcaina ayuda a sus incorporaciones a buscar trabajo en diferentes lugares, algo que ha hecho esta temporada con prácticamente la mitad de la plantilla. Irene Medel, María Gascón y Florencia Niski ejercen de entrenadoras de categorías inferiores en el Colegio P. Andrés de Urdaneta. Asimismo, Asa Kantebeen y Laura Biczo dan clases de inglés en el Colegio Gaztelueta.

Esta posibilidad que ofrece al club a sus jugadoras es algo extraño y las propias protagonistas nunca habían vivido algo así. "Para una jugadora profesional, no es común compaginar el baloncesto con el trabajo. En cierta parte es algo que tienes que acostumbrarte porque ya de por sí el baloncesto exige mucho y es cansado. Pero por otro lado es una gran oportunidad, nos permite coger otra experiencia", cuenta Kantebeen. Esta situación es una buena opción para las jugadoras, pero al mismo tiempo también les exige adaptarse a un escenario que no conocían con anterioridad y a sacar minutos extra para poder llegar a todo. "Es bastante duro y además muchas de nosotras también estamos estudiando. Tenemos muy poco tiempo para nosotras. Sí que vamos un poco al límite e intentamos gestionar", cuenta Gascón.

Asa Kantebeen y Laura Biczo dan clases de inglés en Gaztelueta. Foto: Pablo Viñas

No solo la carga física es una dificultad para estas jugadoras, también tuvieron que adaptarse a un trabajo que desconocían y aprender a toda velocidad. "Es nuestra primera vez como profesoras. Me costó un poco acostumbrarme porque además de no tener ninguna experiencia enseñando, el inglés no es mi lengua materna y empecé a hablarlo mejor solo hace dos o tres años. Pero desde el primer día los otros profesores me ayudaron mucho y ahora estoy bastante cómoda", declara Biczo. Medel y Gascón también viven este curso su primera vez como entrenadoras aunque su experiencia en el baloncesto les permite tener herramientas para sacar adelante los entrenamientos. "Vimos el primer día lo que necesitaban y a partir de ahí gestionamos los entrenamientos. También hay que tener en cuenta cómo vienen del cole. Si están revueltas, si les apetece correr más o menos.... Con los más peques es más fácil porque lo que quieren es un balón y correr", explica Medel. Las dos jugadoras entrenan a un grupo de niños de cuarto de primaria y a unas infantiles con las que también compiten los fines de semana.

Aunque esta situación no solo genera cansancio, también es una oportunidad para desconectar del día a día de su equipo y la exigencia del baloncesto profesional. "A veces, cuando tienes una semana dura tanto mental como físicamente puede ayudar. Es una parte del día en la que no piensas en baloncesto y al ser niños la mayoría de las veces nos hacen sonreír", reconoce Biczo. Pese a ser un trabajo diferente, también esas sensaciones se viven en cierta medida para Medel: "Los de cuarto de primaria son muy pequeños y te lo pasas muy bien con ellos, es otro ritmo. Luego, con las infantiles cuando entrenamos algo durante la semana y en el partido lo hacen, te quedas con las sensación de que les está sirviendo". Pequeñas satisfacciones que ayudan a sacar adelante el exigente ritmo del día a día.

LA JORNADA 

En lo puramente deportivo, el Ausarta Barakaldo quiere continuar con su buena dinámica en la Liga Femenina-2 y tratará de sumar una nueva victoria mañana a partir de las 12.30 horas ante el Almería. Durante este partido, desde el club realizarán una iniciativa solidaria y donarán el doble de los puntos anotados en forma de kilos de comida al Banco de Alimentos. El otro equipo vizcaino de la categoría, el GDKO Ibaizabal, buscará por su parte abandonar el farolillo rojo hoy a partir de las 19.30 horas ante el Alhaurín de la Torre.

noticias de deia