Flammes Carolo 58 - 69 Lointek Gernika

Lección de carácter del Lointek Gernika en las Ardenas

El Lointek Gernika, con un parcial de 0-12 en el último cuarto, logra ante el Flammes carolo un triunfo vital para sus aspiraciones en la Eurocup

28.10.2021 | 01:14
Tinara Moore, menos protagonista en la zona, trata de anotar ante la defensa del Flammes Carolo.

Flammes Carolo 58

Lointek Gernika 69

FLAMMES CAROLO: Bouderra (12), Mendy (13), Akhator (8), Diallo (7), Pouye (0) -cinco inicial- Berkani (12), Milapie (0), Sy-Diop (4), Fiebich (2).

LOINTEK GERNIKA BIZKAIA: Moore (7), Ginzo (11), Bjorklund (18), Ariztumuño (0), Buch (1) -cinco inicial- Silva (7), Arrojo (8), Alberdi (0), Brcaninovic (17).

Parciales: 17-16, 39-36 (descanso), 51-53 y 58-69.

Árbitros: Williams (GBR), Foldhazi (HUN) y Van Bochove (PAB). Eliminaro a Bouderra.

El Lointek Gernika Bizkaia dio una lección de carácter y firmó una proeza en las Ardenas para sumar su segunda victoria en la Eurocup, las dos fuera de casa. No era sencillo visitar al Flammes Carolo, uno de los equipos importantes en Francia y semifinalista del torneo la pasada temporada, con la plantilla mermada por las lesiones y las enfermedades. Y ver salir de la cancha a Belén Arrojo por un golpe en la boca al inicio del segundo cuarto era para creer en maldiciones. Pero el conjunto gernikarra cumplió el plan de partido, defendió sus opciones hasta el último cuarto y en el momento de la verdad asestó el golpe definitivo con un parcial de 0-12 y una defensa excelente que mantuvo a las de Charleville-Mézières sin anotar durante seis minutos y medio.

El equipo de Mario López arrancó bien, con un parcial de 0-7 que le dio una ventaja de seis puntos (4-10). Las galas empezaron a apretar y las pérdidas de balón eran un problema, también para el Flammes Carolo, por lo que el partido se mantenía en un toma y daca de fallos y aciertos que denotaba la importancia del mismo ya que la derrota suponía quedarse descolgado. Con Arrojo fuera hasta el descanso, Melisa Brcaninovic, con once puntos en tiros abiertos que sacaron de posición a sus defensoras, sostuvo el marcador del Lointek Gernika en el segundo cuarto en el que el conjunto francés amenazó con escaparse (39-32) tras una racha de tres triples consecutivos.

Arrojo defiende a Sy-Diop.

Pero las visitantes no perdieron la calma y en el tercer cuarto fueron ajustando mejor sus posiciones defensivas y al asegurar el rebote lograron mantener la igualdad en el marcador y enfriar los ánimos del Flammes Carolo. En ataque, las gernikarras intentaron castigar los cambios defensivos, pero los pases no llegaban a su destino en la lucha cuerpo a cuerpo y la opción del tiro exterior no acababa de funcionar. Paula Ginzo, con otra actuación notable, aprovechó los espacios hasta que llegó el momento clave. Con 53-57, Romuald Yernaux pidió tiempo muerto y a la salida puso a su equipo en zona. Angie Bjorklund aceptó el regalo y desde las dos esquinas clavó dos triples seguidos que dejaron el partido muy encarrilado porque las galas llevaban un rato sin ideas ante la defensa gernikarra, cada vez más impenetrable.

Una canasta bajo el aro de Brcaninovic cerró el parcial de 0-12 para el 53-65 a 3.42 del final, una ventaja que el Lointek Gernika hizo valer sin apuros pese a sus tres pérdidas consecutivas después de que un triple lejano de la lenguaraz Amel Bouderra rompiera la sequía del equipo de las Ardenas, que había perdido por lesión de Evelyn Akhator y cayó en la tela de araña tejida por Mario López. Pero ya no había tiempo para sufrir y los tiros libres finales de Roselis Silva, que jugó mermada por un proceso febril, permitieron lograr incluso una ventaja interesante. Visto que el Roche Vendée parece el equipo más fuerte del grupo, la victoria de ayer miércoles da un gran impulso a las aspiraciones del Lointek Gernika que puede asegurar en Maloste su pase a la siguiente fase.

las declaraciones

"Nuestro plan se ha cumplido"

Calma al final. Mario López dejó claro que el Lointek Gernika estaba "muy feliz con la segunda victoria fuera de casa, algo tan difícil en la Eurocup". "El equipo ha hecho un gran trabajo y ha estado muy concentrado todo el partido. Teníamos claro que había que llegar vivas al último cuarto", añadió. En su análisis, el técnico apuntó que la lesión de Arrojo por un golpe en la boca hizo que "los árbitros cortaran los contactos y eso nos ha permitido jugar de tú a tú a un rival muy físico". Hasta el descanso, "hubo intercambio de canastas, luego han bajado los porcentajes y nuestro plan se ha cumplido". En el último cuarto, llegó la sentencia. "Cuando hemos cogido seis puntos, ellas se han precipitado y hemos jugado con calma para identificar las ventajas. Meter los tiros abiertos era clave porque ellas no conceden bandejas", explicó Mario López, que recordó que "esto no acaba y el miércoles hay que ganar en casa al Virtus porque si no, no sirve para nada".

noticias de deia