Tenerife 64 - 61 Lointek Gernika

El Lointek Gernika se atasca al final

Las dudas en ataque y los tiros libres del Tenerife decantan un duelo que las vizcainas tuvieron cerca

30.09.2021 | 00:56
Melisa Brcaninovic sufrió ayer miércoles en el juego interior.

Tenerife 64

Lointek Gernika 61

CLARINOS TENERIFE: Ocete (6), Raksanyi (10), Pina (11), Davis (12), Tikvic (18) -cinco inicial- Ferrari (5), Senosiain (2), Bailey (0).

LOINTEK GERNIKA BIZKAIA: Silva (5), Bjorklund (10), Arrojo (0), Roundtree (14), Moore (10) -cinco inicial- Alberdi (0), Ginzo (8), Brcaninovic (7), Ariztimuño (4), Buch (3).

Parciales: 17-11, 28-25 (descanso), 43-43 y 64-61.

Árbitros: Morales, Rial y Ortiz. Eliminaron a Davis y Moore.

El Lointek Gernika Bizkaia sumó la primera derrota de la temporada en la Liga Femenina en su visita al Clarinos Tenerife que, como temía Mario López en la víspera, hizo valer su experiencia y oficio en el tramo final para dar la vuelta a un partido que las vizcainas dominaron a partir del descanso, pero no supieron cerrar. Los dos equipos rivalizaron en errores y en bajos porcentajes durante muchos minutos, demostrando que aún les queda mucho para alcanzar su mejor nivel, ese que les debe permitir pelear en los puestos de play-off.

Las gernikarras, sin la lesionada Gaby Meskonyte, empezaron mal, con un parcial de 9-0 en contra que evidenció sus dudas en ataque, que les llevó en el primer cuarto a cometer muchos fallos en situaciones sencillas, incluidos los tiros libres, un factor que acabó siendo determinante en un choque trabado. El Lointek Gernika se aferró a la defensa para, al menos, impedir que el Tenerife se escapara antes del descanso. Ivana Tikvic estaba dominando en la zona, mientras las visitantes, salvo cuando podían correr, no encontraban fluidez en ataque ni con claridad a sus principales referentes y, además, no podían aprovechar su verticalidad al errar seis tiros libres en los dos primeros cuartos y se dejaron puntos valiosos por el camino.

El tercer cuarto invitó al optimismo porque Tinara Moore se hizo presente y con un parcial de 2-10, cerrado con un triple de Angie Bjorklund, el conjunto gernikarra pegó un estirón en el marcador (33-39). A las canarias les costaba ahora anotar, pero las de Mario López no tenían continuidad en el juego y el Tenerife recuperó el terreno con un parcial de 8-0. El partido iba y venía y después de cinco puntos seguidos de Melisa Brcaninovic para abrir el último parcial tampoco logró el Lointek Gernika sujetar esa ventaja. El 48-52 fue la última ventaja del conjunto vizcaino al que le faltó determinación y colmillo para matar el partido.

Las faltas empezaron a decantarlo porque Tinara Moore salió eliminada y el Clarinos Tenerife, que también manejó un rotación corta por las lesiones, anotó doce de sus últimos catorce puntos desde la línea de tiros libres, demasiado sencillo, para compensar la ausencia de tiro exterior. Las tinerfeñas aprovecharon que su cuenta de faltas no había llegado a cuatro para negar un par de posesiones al Lointek Gernika, que con un triple de Roselis Silva se colocó a un punto a 37 segundos del final y logró rescatar con su defensa la última posesión del partido. Pero, de nuevo, aparecieron las dudas en la base venezolana y en Belén Arrojo, que no pudieron explotar sendas situaciones de ventaja y perdieron el balón sin tener la opción de lanzar a canasta. Después de María Pina metiera, de forma equivocada, los dos tiros libres definitivos a poco más de un segundo del final, el equipo gernikarra apenas tuvo tiempo para sacar un triple forzado y ni siquiera hubo opción a la prórroga en un duelo que se puso de cara antes de quedar claro que el Lointek Gernika Bizkaia tiene que endurecerse.

noticias de deia