El Lointek arranca fuerte su maratón

Las vizcainas arrollan al Zaragoza en el primero de los cinco partidos que deben jugar en una semana

21.03.2021 | 01:25
Nadia Colhado, la máxima anotadora del Lointek, en una entrada a canasta ante el Zaragoza.

Lointek Gernika87

C. Zaragoza47

LOINTEK GERNIKA: Ariztimuño (4), Buch (0), Arrojo (8), Roundtree (14), Colhado (18) –cinco inicial–, Cornelius (15), Lo (0), Ivanovic (13), Alberdi (0), Ginzo (8) y Bjorklund (5).

CASADEMONT ZARAGOZA: Ayuso (6), Parks (8), Wurtz (7), Brahima (4), Gatling (8) –cinco inicial–, Cenis (0), Mastral (0), Lázaro (0), Hernández (5) y Handy (9).

Parciales: 7-17, 36-29 (descanso), 63-41 y 87-47.

Árbitros: Quintas, Martínez y Areste. Sin eliminadas.

Incidencias: Partido a puerta cerrada en Maloste.

Gernika – La capacidad para recuperarse de los golpes sufridos volvió a aparecer en las filas del Lointek Gernika. La derrota europea quedó olvidada con el siguiente salto inicial y el conjunto gernikarra volvió a ser ese equipo solvente, que crece con el paso de los minutos y termina por destrozar las defensa de su rival.

El Casademont Zaragoza, equipo hecho a priori para estar arriba pero que no termina de dar con la tecla, comprobó de primera mano el hambre de las dirigidas por Mario López. Las aragonesas solo fueron capaces de aguantar en el encuentro durante la primera mitad. En la segunda fueron arrolladas. El Lointek Gernika rompió el choque en el tercer cuarto y se marchó en el marcador hasta ganar por 87-47. Fue una victoria que permite las vizcainas acercarse a los puestos de cabeza de serie en el play-off y además lo hizo con un reparto de minutos significativo que permitió a las jugadoras coger un poco más oxígeno del esperado de cara al maratón de partidos que se le avecina la semana próxima.

El Lointek Gernika mostró desde el inicio estar un punto por encima de su rival. El encuentro se jugó a lo que las gernikarras quisieron y, recuperadas ya físicamente, otra vez se volvió a ver en la cancha a ese equipo dinámico y que disfruta cuando es capaz de correr por la cancha. El ritmo era gernikarra, pero no se reflejó en el marcador.

Varios errores en canastas sencillas y el acierto del Casademont Zaragoza mantuvieron el encuentro en el alambre. Fue en el segundo cuarto cuando empezó a llegar el acierto. Con Laura Cornelius como principal representante, el Lointek Gernika bombardeó el aro rival desde la línea de tres puntos. Doce de sus primeros catorce puntos llegaron de esta manera. Las aragonesas tiraron de sufrimiento para mantenerse vivas. Sin embargo, el conjunto dirigido por Mario López estuvo cada vez más cómodo y un parcial de 6-0 dio un pequeño empujón antes del descanso (36-29).

Ese pequeño parcial fue la chispa que desató el incendio gernikarra. A partir de ahí solo hubo un equipo en la cancha. La defensa zaragozana claudicó y el Lointek Gernika encontró caminos de todo tipo para destrozar a su rival. Las vizcainas partieron de una buena defensa a todo campo. La presión llevó a las mañas a perder muchos balones y el equipo local castigó cada uno de los regalos. Así, la ventaja amplió hasta superar cómodamente la veintena y la emoción del partido llegó a su fin. El desenlace fue la oportunidad perfecta para repartir minutos, pero la entrada de las menos habituales y la falta de igualdad en el marcador tampoco dio cuartel al Casademont Zaragoza.

El Lointek Gernika apretó más aún y las zaragozanas, entregadas claramente, vieron cómo la ventaja creció hasta dibujar un abultado resultado, inimaginable al descanso.

noticias de deia