Lointek Gernika 73 - ACS Sepsi 76

Emoción y orgullo del Lointek Gernika hasta el agotamiento

El Lointek Gernika Bizkaia remonta 16 puntos en el último cuarto, pero cae en la prórroga ante el Sepsi y se queda de nuevo en octavos de la Eurocup

17.03.2021 | 00:45
Mima Ivanovic tiró de su equipo hacia la remontada, pero no pudo anotar el último lanzamiento del partido.

Lointek Gernika 73

ACS Sepsi 76

LOINTEK GERNIKA BIZKAIA: Cornelius (2), Buch (14), Bjorklund (2), Roundtree (15), Lo (15) -cinco inicial- Arrojo (7), Ivanovic (14), Ginzo (2), Ariztumuño (2).

ACS SEPSI: Godri-Parau (6), Gardner (19), Pasic (16), Mandache (21), Tobin (2) -cinco inicial- Ghizila (0), Pavlopoulou (2), Orban (0), Ruzickova (10).

Parciales: 14-26, 31-41 (descanso), 41-57, 67-67 (final) y 73-76 (prórroga).

Árbitros: Juras (SER), Smiljanic (SER) y Lucic (MON). Eliminaron a Lo. .

Incidencias: Partido de octavos de final de la Eurocup disputado sin público en el Sepsi Arena de Sfântu Gheorghe.

Nunca hay derrotas que sepan a victoria, no al menos en la alta competición, pero el Lointek Gernika Bizkaia dejó el martes una inmejorable impronta en Rumanía pese a que su recorrido en la breve Eurocup de esta temporada acabó en octavos de final, como en la anterior, de la manera más cruel: en una prórroga a la que las jugadoras de Mario López llegaron tras sacaron todo su carácter ganador para remontar quince puntos de ventaja en el último cuarto. Después de haber hecho lo más difícil y meritorio, sobre todo teniendo en cuenta las circunstancias en las que está la plantilla, fallaron esos pocos detalles que al final marcaron la diferencia por muy poco a favor del anfitrión ACS Sepsi.
 


Durante casi todo el partido, en realidad tres cuartos, se vio a un Lointek Gernika lastrado por la escasa preparación del partido. El conjunto rumano tenía muy estudiado a su rival y a las vizcainas les costó encontrar su juego porque no podía imponer el ritmo que les gusta. El ACS Sepsi pegó un primer estirón con un parcial de 2-12 en el primer cuarto, que le llevó a un 10-24 con mala pinta para las visitantes, con muchas dudas en ataque. Gardner y la cuarentona Mandache empezaban a tomar el protagonismo esperado. Los altos porcentajes de tiro de las locales quizás no entraban en el guion, pero obligaban al Lointek Gernika a elevar su intensidad y con un parcial de 8-0 recortó a seis puntos (28-34).

No obstante, algunas pérdidas concedieron canastas fáciles a las de Transilvania, que tenían muy atada a Bjorklund, a la que sus compañeras no lograron encontrar en buenas posiciones ni ella escogió bien cuando las tuvo. Necesitaba algo más el conjunto gernikarra porque Lo no podía hacerlo todo. Pero la tónica no cambió en el tercer cuarto, al contrario. Las dudas seguían, las pérdidas de balón costaban muy caras y el ACS Sepsi, pese a que también cometía muchos errores, tomó una renta que parecía definitiva (40-57).

No quedaba otra cosa que olvidar el cansancio y ponerse a jugar con soltura y decisión, que es lo que hizo Buch. Una defensa en zona con muchos ajustes y actividad frenó en seco el ataque rumano y un parcial de 10-0 metió al Lointek Gernika de lleno en un partido que parecía finiquitado poco antes. Y con otro parcial de 9-2, culminado por tres tiros libres de Ivanovic, el equipo vizcaino se puso por delante (63-61). Quedaban dos minutos y seis segundos y tocaba rematar la faena ante un rival con el miedo en la cara. Pero un par de errores impidieron elevar la ventaja y Mandache anotó un triple determinante con mucha sangre fría.

Roundtree trata de defender a Mandache, que fue decisiva.

Arrojo mandó el partido a la prórroga porque el Sepsi no aprovechó su última posesión. En los cinco minutos añadidos, el Lointek Gernika nunca logró ir por delante, entre otras cosas porque falló cuatro tiros libres y los árbitros le señalaron dos faltas de ataque con un celo que no observaron en muchos contactos con balón. Tras una de ellas, Ruzickova puso el 70-75, pero como el viernes en Las Palmas, logró tener de nuevo el último balón para ganar y ocho segundos en el reloj. Ivanovic cruzó la cancha, pero su último tiro, en el que además estaba pisando la línea de tres puntos, no entró y la derrota cayó a plomo sobre un equipo reventado físicamente. Ahora ya solo queda la Liga Femenina, cinco partidos aún hasta acabar este mes y afrontar el play-off. La Eurocup de la pandemia ha sido un sueño corto que se truncó cuando sobraban ambición y orgullo, pero faltaba aire en los pulmones.

LAS DECLARACIONES

"EN LA COPA Y AQUÍ LO HEMOS DADO TODO"

Orgulloso. A Mario López se le hizo difícil valorar la derrota porque "cuando pierdes parece que da igual todo", pero sí se mostró "muy orgulloso de las jugadoras y del cuerpo técnico por el esfuerzo. En la Copa y hoy lo hemos dado todo, dadas las condiciones en las que estamos". El técnico gernikarra admitió que "el mal inicio" fueun lastre. "No hemos salido con el nivel físico que se requiere en Europa y ellas veían el aro con facilidad. Nos hemos desquiciado un poco", comentó. Pero su equipo fue "mejorando y hemos seguido creyendo sin dar la mejor versión", que llegó en el último cuarto "en el que hemos ido al límite. Nos hemos adelantado, pero un error defensivo nos ha costado un triple clave y en la prórroga los tiros libres fallados y dos faltas en ataque han sido decisivos".

Traca final. El calendario del Lointek se las trae: sábado ante el Zaragoza, lunes ante el Cadi, miércoles ante el Avenida, jueves ante el IDK y sábado ante el Tenerife.

noticias de deia