Estudiantes 53 - 64 Lointek Gernika

El Lointek Gernika logra un victoria basada en la defensa y el oficio

El Lointek Gernika suma ante el Estudiantes un triunfo valioso en la lucha por la cuarta plaza pese a la ausencia de dos de sus tres bases

15.02.2021 | 01:27
Ariztimuño, única base disponible ayer en el Lointek Gernika, es defendida por Gretter.

Estudiantes 53

Lointek Gernika 64

MOVISTAR ESTUDIANTES: Gretter (5), Carter (18), Nyingifa (6), Knight (4), Gomes (7) -cinco inicial- Alonso de Armiño (5), Grande (3), Espín (0), Burani (5), Raman (0).

LOINTEK GERNIKA BIZKAIA: Ariztimuño (2), Bjorklund (16), Arrojo (6), Roundtree (5), Lo (6) -cinco inicial- Díez (0), Ivanovic (17), Ginzo (5), Colhado (7).

Parciales: 19-18, 31-27 (descanso), 41-45 y 53-64.

Arbitros: Olivares, Terreros y Rodríguez. Sin eliminadas.

Incidencias: Partido disputado en el Polideportivo Magariños con espectadores en las gradas.

El Lointek Gernika Bizkaia demostró su enorme carácter competitivo para sumar una victoria muy meritoria que le acerca a la cuarta plaza, pese a que esta tenga esta temporada una importancia menor ya que las primeras rondas del play-off se van a jugar a ida y vuelta y la probable ausencia de público va a diluir el factor cancha. Pero el deseo de ganar no se pierde, ni siquiera con dos bajas tan importantes como las de Laura Cornelius y Rosó Buch, confinadas por culpa del brote de covid-19 que se ha extendido por la Liga Femenina desde la selección holandesa. Eso dejaba a Itzi Ariztimuño como única base disponible en la visita al Estudiantes, un equipo que imprime un ritmo rápido y podía buscar las vueltas a la bilbaina. Sin embargo, la aportación de Mima Ivanovic resultó fundamental porque no solo colaboró en la dirección de juego, sino que estuvo certero en sus tiros en momentos claves.

El duelo resultó muy táctico, con muchos detalles interesantes en ese sentido de dos equipos que se tenían muy estudiados mutuamente, y el conjunto gernikarra lo supo jugar con inteligencia y oficio. Primero, renunció también a jugar al ritmo vivo que le gusta y para compensar los lógicos problemas para encontrar fluidez en ataque con una defensa que cortó las principales vías de anotación del Estudiantes. Las madrileñas se escaparon por 17-9, sobre todo por los malos porcentajes de tiro del Lointek Gernika. Pero el equipo de Mario López fue paciente y empezó a trabajar el partido poco a poco. Un parcial de 2-9 cerró esa primera vía de agua y hasta el descanso, los problemas para anotar eran evidentes en los dos lados de la cancha del Magariños, con una sequía incluida de cuatro minutos en la que ninguno de los dos marcadores se movió.

CAMBIO DE TENDENCIA
 

A la vuelta del descanso, y después de un 36-30 a favor de las locales, llegaron los minutos decisivos. El técnico gernikarra ordenó una zona con variados ajustes que empezó a complicar la vida al Estudiantes, que vivía del rebote de ataque, pero se quedó con solo un triple de Carter en seis minutos. Lesley Knight, máxima anotador colegial, apenas apareció. El Lointek Gernika, que al fin encontró los triples de Angie Bjorklund, lo aprovechó para tomar ventaja y seguir minando la moral de su rival con una defensa impenetrable.

El ataque iba a tirones porque también el Estudiantes planteaba alternativas como una mixta sobre Bjorklund y a las vizcainas les costaba encontrar las ventajas interiores. Había un 50-52 a cinco minutos del final y un tiempo muerto terminó de aclarar las ideas en las visitantes. Belén Arrojo, Nogaye Lo y Nadia Colhado pusieron el candado a su zona, las locales se comieron varias posesiones y la sentencia llegó con dos triples consecutivos de Bjorklund y Ivanovic, letales cuando el balón quemaba. Un inservible triple de Carter a tres segundos del final fue todo lo que el Lointek Gernika permitió al Estudiantes en un partido que supone la quinta victoria consecutiva de un equipo que ha cogido velocidad de crucero y demuestra que tiene recursos de todo tipo para avanzar pese a las dificultades.

LAS DECLARACIONES

"ES UNA VICTORIA MUY IMPORTANTE"

Confianza. "Hemos logrado una victoria muy importante contra un rival directo", se felicitó Mario López tras un partido que se complicó antes y durante. "Hemos empezado frías y sin fluidez en ataque. En el segundo cuarto nos ha costado a los dos anotar, pero la defensa nos ha aguantado", comentó el técnico del Lointek Gernika, para quien la clave estuvo a partir del descanso "cuando hemos cambiado defensas, hemos parado situaciones que nos estaban costando y las hemos colapsado". Eso permitió a las vizcainas "llegar a los minutos finales en el mejor momento, con mucha confianza y hemos sabido resolver".

noticias de deia