Angie Bjorklund, una tiradora en la burbuja

Angie Bjorklund, campeona universitaria con Tennessee, ha confirmado su fama y se ha convertido en pieza clave del ataque del Lointek Gernika Bizkaia, que la semana que viene afrontará la Eurocup con esperanza de seguir adelante

15.01.2021 | 01:01
Bjorklund posa en la grada de Maloste, que no está disfrutando de su juego en directo.

AFIRMA Angie Bjorklund (Spokane Valley, 14-7-1989) como uno de los mejores días de su carrera deportiva aquel de noviembre de 2007 en el que, recién llegada a la Universidad de Tennessee, las Lady Vols se enfrentaron en un amistoso a la selección estadounidense que preparaba los Juegos de Pekín. Le tocó emparejarse, entre otras, a Diana Taurasi, una de las grandes leyendas del baloncesto "y eso fue como un shock porque tenía delante a jugadoras a las que idolatraba". La jugadora del Lointek Gernika Bizkaia no llega a tanto, claro, pero su carrera cuenta con algunos hitos destacados que quiere seguir engordando con el equipo foral.

Para empezar, fue campeona del mundo U17 con Estados Unidos en 2007 tras lo cual se comprometió con Tennessee. En su primer año, y titular desde el primer día, Bjorklund contribuyó de forma destacada al octavo y último título hasta ahora de uno de los programas más destacados del baloncesto universitario. Y hablando de leyendas, ese equipo lo lideraba en la cancha Candace Parker y en el banquillo estaba Pat Summitt, una de las mejores entrenadoras de la historia. "Era como una madre, exigente pero cercana. Fue un honor jugar para ella y estar en el último equipo campeón, una experiencia maravillosa", recuerda la jugadora que nació en el estado de Washington, el mismo que John Stockton, otro jugador legendario.

Bjorklund salió de Tennessee tras cuatro años de mucho protagonismo como la máxima anotadora de triples de la historia de esa universidad, un aspecto del juego en el que ha seguido destacando ya como profesional. En el Lointek Gernika está siendo la máxima anotadora del equipo con trece puntos por partido y un 44% en triples, la mejor de la Liga Femenina teniendo en cuenta el volumen de lanzamientos, cinco intentos por partido. Verla salir de los bloqueos y tirar tras bote o tras recepción es una delicia técnica. Es su trabajo y lo ejecuta sin dudar, como todas las tiradoras. "Por mi estilo, cuando el equipo juega bien, yo también. Por eso, si el equipo sigue mejorando, mi aportación también crecerá", asegura la estadounidense. En todo caso, admite que, siendo su primera experiencia en la Liga Femenina y la única jugadora del equipo que no conocía la competición, los primeros partidos "fueron duros para mí, pero Mario y las compañeras me ayudaron a entender lo que hacía falta, sobre todo en defensa. Tenía que adaptarme rápido".

La carrera de Angie Bjorklund ha sido peculiar ya que tras acabar su periplo con las Lady Vols jugó en Israel y Francia, pero una lesión le apartó de la WNBA. Nunca lo ha lamentado porque le permitió hacer otras cosas, entre ellas abrirse camino como entrenadora. Primero, en Santa Clara y luego en Idaho, muy cerca de su ciudad natal, donde pudo trabajar con jugadoras jóvenes y poner en práctica su graduación en Psicología Deportiva, que "supone una gran ayuda para afrontar algunas situaciones. Es necesaria una buena preparación mental, tanto como la física o la técnica y táctica, porque eso te puede dar cierta ventaja para competir. Desde luego, si yo hubiera sabido antes lo que sé ahora sobre esta materia, habría sido mejor jugadora".

En 2016 volvió a Francia y la pasada temporada jugó en Italia. Antes de llegar a Gernika, tenía buenas referencias "de la forma de vida del pueblo, del club y de los entrenadores y también me comentaron el gran ambiente que había en Maloste, pero tristemente no estoy pudiendo comprobarlo". El covid ha arruinado planes y expectativas, pero Angie Bjorklund, criada cerca de las montañas, con un brillante expediente académico enhigh school y universidad y que no duda en cargar su mochila en el periodo no competitivo, sale siempre que las restricciones lo permiten a "conocer los alrededores de Gernika, las playas, el monte, Bilbao€ Me gusta mucho, es muy bonito".

Pero esta semana a Angie Bjorklund y sus compañeras les toca concentrarse en la Eurocup. "Estuve cuatro años en Francia y estoy muy emocionada por poder jugar contra dos equipos de allí. Conozco su estilo, son siempre muy agresivos. Es una competición extraña al jugarse en una burbuja y en solo cuatro días. Para pasar de fase todas vamos a tener que dar lo máximo en los minutos que estemos en la cancha. No hay que pensar en mucho más", expone la tiradora de Spokane Valley, que quiere aportar su experiencia europea y descargar en la burbuja de Valencia para ayudar al Lointek Gernika Bizkaia a llegar lejos.

la previa

una inoportuna visita a Cáceres

Bajas en el perímetro. El Lointek Gernika Bizkaia juega hoy (17.00 horas) un partido que le habría gustado jugar en otro momento. De hecho, el club lo solicitó, pero el Al-Qázeres no aceptó y el equipo vizcaino tiene que visitar la ciudad extremeña en plena preparación de la Eurocup. Por tanto, será clave el aspecto mental, salir concentradas e intensas, para tratar de superar a un rival con muchos cambios recientes en su plantilla y que lucha por la permanencia. Mario López no podrá contar con Naiara Díez, Marta Alberdi y Rosó Buch, lo que deja mermada su rotación exterior y obligará a un sobreesfuerzo evitable. Por eso, será clave tratar de explotar las ventajas en el juego interior y defender bien a Elleana Christinaki y Alexis Jones, las principales anotadoras del conjunto extremeño. Sumar una tercera victoria seguida dejaría al Lointek Gernika en buena posición para el gran reto de la próxima semana.

"Los primeros partidos fueron duros, pero si seguimos mejorando mi juego también crecerá"

angie bjorklund

Jugadora del Lointek Gernika Bizkaia