GDKO Ibaizabal 59 - Ausarta Barakaldo 63

El Ausarta Barakaldo vence en el derbi

11.01.2021 | 01:08
El Ausarta Barakaldo, en un tiempo muerto.

GDKO Ibaizabal 59

Ausarta Barakaldo 63

GDKO IBAIZABAL: Arrien (0), Molina (15), Koskimies (4), Cotano (11), Tulonen (13) –cinco inicial–, Ramasco (2), Marcos (5), Iruskieta (1), Aizpurua (6) y Vázquez (2).

AUSARTA BARAKALDO: Chahrour (7), Vergara (5), Martín (14), Uchendu (12), Lo (4) –cinco inicial–, Ortega (0), Lewis (0), Karamovic (11), Torres (0), Murugarren (6) y Romero (4).

Parciales: 13-18, 30-33 (descanso), 41-50 y 59-63.

Árbitros: Diz y Manuel. Sin eliminadas.

Incidencias: Partido disputado en Urreta.

El derbi vizcaino fue un punto de inflexión. Otro paso adelante para el Ausarta Barakaldo, que cada jornada que pasa mira más a los puestos de arriba y empieza a dejar de lado las angustias de la lucha por la permanencia. Las entrenadas por Alberto Cea vencieron ayer al GDKO Ibaizabal por 59-63. Fue una victoria lograda a base de trabajo en un partido típico de un duelo entre vecinos. Con fases de alta intensidad, pero también numerosos errores para llegar a unos minutos finales llenos de tensión que terminaron por caer del lado de las de Ezkerraldea. Con este triunfo el Ausarta Barakaldo ya es sexto y está a tres victorias de los puestos que otorgan una plaza en la fase de ascenso, mientras las galdakoztarras siguen sin superar su mala racha y ya cosechan tres derrotas consecutivas.

El conjunto fabril dominó en el marcador durante gran parte del encuentro. Su buena salida y, sobre todo, un gran tercer cuarto, le permitieron conseguir una ventaja considerable (41-52). Los buenos minutos de Uchendu y Martín fueron clave para que las barakaldarras lograran la ventaja ante las locales, que jugaron a tirones durante todo el choque.

Pero las pupilas de Alberto Cea tuvieron que sufrir hasta el último segundo para sacar el partido adelante. Primero vieron cómo las galdakoztarras dieron la vuelta al marcador a falta de menos de cinco minutos (57-55). El Ausarta Barakaldo supo reaccionar a ese golpe con sangre fría y gestionó mejor el desenlace del encuentro, pero en la última jugada, con 59-63 en el marcador y solo once segundos por jugarse, Karamovic cometió una antideportiva sobre Marcos. Por suerte para el equipo de Ezkerraldea, la base de Ponferrada falló los dos tiros libres y el tiro a la desesperada de Koskimies tampoco entró.

noticias de deia