La atípica trayectoria deportiva de Rebeca Cotano

La interior llega cedida desde el Valencia Basket al GDKO Ibaizabal, con el que el sábado jugará ante el Magectias

23.10.2020 | 07:46
Rebeca Cotano.

LA trayectoria de Rebeca Cotano (Valencia, 1995) no sigue los tiempos habituales de la mayoría de las jugadoras. Es una carrera que va "un poco al revés". Con solo 25 años, su carrera está repleta de grandes experiencias exitosas. Ascensos, debut en competición europea, participación en la Copa€ y ahora, después de vivir en los grandes escenarios, decidió dar un giro en su carrera y dejar su casa en busca de minutos y crecer como jugadora. Cotano dejó el club de su vida, el Valencia Basket, para enrolarse en las filas del GDKO Ibaizabal. Otro nuevo reto en una hora de ruta que ya conoce muchas aventuras. En este inicio las cosas están saliendo a pedir de boca para la cuatro. Importancia en la cancha y victorias en los colectivo. El conjunto galdakoztarra lleva dos triunfos y el sábado a las 17.00 horas buscará seguir con el pleno en la cancha del Magectias contra Violencia Género.

Cotano es historia viva del Valencia Basket. En la creación del club la jugadora ya estuvo presente y vivió todo el camino desde Primera Nacional hasta jugar EuroCup. Creció al mismo tiempo que lo hizo el equipo. Por eso, esos partidos en los escenarios más prestigiosos significaron mucho para la valenciana: "Es súper emocionante a nivel deportivo para cualquier persona normal y en mi caso más después de haber vivido la transición del Valencia, lo hacía más especial. Fue algo muy importante para mí y va a ser un recuerdo para toda la vida". En este camino desde el modesto Pabellón Malvarrosa a la Fonteta, Cotano se convirtió en la jugadora con más partidos en la historia del club.

Todos estos logros los consiguió Cotano con solo 25 años. Capítulos de un libro que todavía tiene muchas páginas por ser escritas. El Valencia Basket era un lugar perfecto para disfrutar en lo colectivo pero la valenciana quiso más y se decantó por dejar la comodidad del hogar por probar en el GDKO Ibaizabal. "Mi vida profesional empezó un poco al revés. Empecé en uno de los clubes más grandes y con más posibilidades para llegar a la copa y jugar EuroCup. Tuve la suerte de vivirlo en Valencia pero llegó un punto que necesitaba crecer como jugadora, necesitaba minutos, saber hasta dónde podía llegar y decidí probar", comenta Cotano. La nueva jugadora del conjunto galdakoztarra todavía lleva poco tiempo en Bizkaia pero cree que este puede ser un buen lugar para su desarrollo: "Estoy muy contenta a todos los niveles. Es un buen equipo, estoy contenta con mis compañeras y con Josema y creo que vamos a tener suerte este año".

Este año es el reencuentro para Cotano. Recuperar galones de nuevo y volver a vivir lo que es ser parte importante de un equipo. "Tener un rol importante también es algo que me viene de nuevas. En Valencia estuve dos o tres años con el papel de canterana e intentando hacerme un hueco pero miraba a un lado y estaba Tamara Abalde y al otro Meiya Tirera. Ahora quiero ir cogiendo confianza poco a poco, recuperar sensaciones y encontrarme como jugadora", declara. Otro reto más para una jugadora acostumbrada a vivir grandes logros a velocidad de vértigo.