Supercopa femenina en Miribilla

El Lointek Gernika cumple con su palabra

Se mete en su primera final de la Supercopa tras vencer al Valencia BC en la prórroga de un partido trabajado en el que tuvo que remontar un 0-14 inicial

13.09.2020 | 01:17
Rosó Buch estuvo brillante en los momentos calientes del partido. Fotos: Oskar González

Lointek Gernika68

Valencia BC62

LOINTEK GERNIKA: Cornelius (0), Lo (10), Bjorklund (11), Colhado (2), Buch (20) -cinco inicial- Díez (0), Arrojo (0), Ivanovic (6), Ginzo (2), Roundtree (17), Ariztimuño (0).

VALENCIA BC: Ouviña (6), Casas (6), Juskaite (7), Carrera (7), Gil (14) -cinco inicial- Gómez (0), Segura (0), Allen (9), Romero (2), Trahan-Davis (11).

Parciales: 16-15, 27-27 (descanso), 42-43, 56-56 (final) y 68-62.

Árbitros: Lema, Linaza y Cañigüeral. Sin eliminadas.

Incidencias: Unas 300 personas en las gradas de Miribilla, con mucha distancia entre ellas para cumplir las normas sanitarias..

bilbao — El Lointek Gernika Bizkaia peleará hoy por el primer título de su historia en la élite del baloncesto femenino. Lo tendrá que hacer ante una muy pequeña representación de la marea granate de Maloste por culpa del maldito virus, pero el mérito es el mismo. El Valencia BC llegaba con una plantilla que podía imponer respeto, algo que al Gernika le duró cinco minutos en los que recibió un parcial de 0-14 que no presagiaba nada bueno. Pero en cuanto Rosó Buch logró los primeros puntos del equipo de Mario López quince segundos después el partido dio un giro y con otro parcial de 16-1 llegó al final del primer cuarto igualado y esa tónica duró 35 minutos más para acabar en júbilo de las jugadoras del Lointek Gernika, que ya han logrado otro hito.

El conjunto gernikarra salió de inicio con sus dos cincos, pero la fórmula no funcionó ante la movilidad y el juego sin balón de las pívots taronjas Laura Gil y Raquel Carrera. Luego, López puso a sus dos cuatros al mismo tiempo y comenzó desde la defensa la remontada. Margaret Roundtree usó su explosividad para sumar once puntos en apenas ocho minutos y poner al Gernika por delante (21-19). Celeste Trahan-Davis apareció también para hacer daño en la zona, mientras en el bando local algunas jugadoras estaban remisas a lanzar desde fuera ante la cerrada defensa del Valencia, pese a que esa es una de sus virtudes. La lesión de Carrera por un esguince limitó a las visitantes dentro de un partido que ya no era de nadie al llegar al descanso.

Abundaban los errores en los tiros, el lujoso perímetro del equipo de Rubén Burgos, con Leticia Romero de vuelta tras su grave lesión de la pasada temporada, estuvo muy bien sujeto y los puntos goteaban hasta que el Lointek Gernika encontró la llave y con tres triples seguidos, uno de Angie Bjorklund y dos de Buch, se colocó cuatro puntos arriba (40-36) en mitad del tercer cuarto. Fue su máxima ventaja del partido y en ella supo nadar, pese a las pérdidas de balón que generaron las indecisiones. Las entradas por su izquierda de Gil supusieron una amenaza en el inicio del último cuarto y un triple de la australiana Rebecca Allen volvió a encender las alarmas (46-52). Pero Ivanovic y Buch, que demostró su experiencia en estas lides y tomó la responsabilidad en los momentos calientes, contestaron para llevar el duelo a un final emocionante en el que sumar costó mucho sufrimiento.

cinco minutos brillantes Después de una excelente defensa de 36 segundos, el Lointek Gernika recuperó el balón con un punto abajo y diez segundos en el reloj. Las faltas del Valencia BC para impedir la canasta dieron dos tiros libres a Bjorklund, los únicos que lanzaron las gernikarras en toda la segunda parte, con menos de dos segundos en el reloj. La estadounidense solo metió el primero y la semifinal se fue a una prórroga en la que las de Mario López se mostraron más enteras y más lúcidas. Cinco puntos de una excelente Buch abrieron brecha, el técnico puso a Belén Arrojo junto a Roundtree para elevar la presión defensiva y cerrar todos los huecos y el Valencia BC no pudo anotar en el 1.48 final, donde alguna de sus estrellas acumuló errores.

Un triple providencial de Bjorklund puso media final en la mano y Roundtree la agarró con el 68-62 que permitió al equipo disfrutar durante un minuto de su nueva conquista. Habían dicho que en este nuevo formato había margen para la sorpresa y el Lointek Gernika Bizkaia hizo bueno esas palabras con un esfuerzo enorme que compensó las imprecisiones en ataque. Esta victoria supone luchar por un título y confirmar la ambición del club en su primera presencia en la Supercopa. Hoy espera otro hueso muy duro, pero las jugadoras quieren completa la sorpresa.