Toca reinventarse

Los jugadores del Bilbao Basket, con tres derrotas seguidas, deben dar un paso adelante en Burgos tras las bajas de Rousselle y Sulejmanvic

17.12.2019 | 21:04
Álex Mumbrú da indicaciones durante el choque de ayer.

Bilbao - El Bilbao Basket está obligado a reinventarse a marchas forzadas. Los hombres de negro se enfrentarán hoy al San Pablo Burgos, a partir de las 18.00 horas, y lo harán con una plantilla muy mermada físicamente y con la necesidad de que varios jugadores den un paso adelante para sacar un resultado positivo de la cancha burgalesa. Jonathan Rousselle y Emir Sulejmanovic son baja para este encuentro. El base francés sufre una rotura muscular y se estima que no esté disponible durante dos o tres semanas. Por su parte, el ala-pívot bosnio tiene una sobrecarga en la muñeca de la que fue operado y deberá parar durante unos días. A todo esto se une los problemas que tuvieron los bilbainos para entrenar durante la semana debido a que Ben Lammers, Jaylon Brown y Thomas Schreiner también estuvieron con molestias después del choque ante el Morabanc Andorra.

El puesto de uno queda seriamente tocado debido a la baja de Rousselle. Schreiner se queda como único base puro y Brown deberá ejercer algunos minutos en esa posición, algo que ya hizo en algunos partidos anteriores en situaciones muy puntuales. El que debería ganar un peso importante en la rotación es Tomeu Rigo. El balear está disponible y ya está acostumbrado a ofrecer un rendimiento alto sin necesidad de acumular muchos minutos para coger ritmo. "Está claro que nosotros vamos con dos bases y es la posición que más nos cuesta si tenemos un problema ahí, pero nadie puede controlar esas cosas. Son esfuerzos que haces jugando y son cosas que no se pueden controlar", reconoció Álex Mumbrú antes de viajar a Burgos. Las bajas harán que el juvenil Miguel Ruiz, que ya debutó en LEB Oro, entre dentro de la convocatoria.

Otro de los que verá incrementada su presencia en la cancha será Iván Cruz. El madrileño deberá dar un paso adelante, al igual que el resto de sus compañeros para suplir las bajas que ha sufrido de golpe el Bilbao Basket. "Las lesiones nunca vienen bien. Nos habían respetado y ahora nos dejan muy tocados para viajar a Burgos, pero confiamos en los que están y en que todos den un paso adelante por el bien del equipo", afirmó Mumbrú.

Las bajas nunca son una buena noticia y en esta ocasión llegan antes de un enfrentamiento contra un equipo muy físico. El San Pablo Burgos tiene una rotación amplia y están liderados en el aspecto anotador por Thad McFadden y Vitor Benite. "Juegan en Europa, han hecho un equipo muy competitivo, con un extracomunitario que solo juega en Europa. Si tienes 13 fichas y dejas uno fuera para Europa habla del potencial del equipo. Llevan años haciendo las cosas muy bien, cada año mejor", declaró Mumbrú. El Coliseum de Burgos es una de las pistas calientes de esta liga, pero los hombres de negro contarán con el apoyo de un buen grupo de aficionados que se desplazara desde Bilbao.

noticias de deia