A cambiar la rutina

El Bidaideak Bilbao BSR vence al Le Cannet con un tercer periodo para enmarcar y disputa hoy ante el Besiktas la final de la Euroliga 1

09.02.2020 | 01:40
Los componentes del conjunto vizcaino, tras lograr el billete para la final. Foto: Bilbao BSR

Le Cannet67

Bilbao BSR79

LE CANNET: Keller (3), Carlier (13), Ramonet (27), Maataoui (14), Makambo (0) -cinco inicial-, Mekhazni (0), Toscano (10) y Delattre (0).

BILBAO BSR: García (11), Turek (34), Blair (6), O'Neill (4), Lorenzo (22) -cinco inicial-, Mouriz (2).

Parciales: 19-19, 33-38 (descanso), 49-62 y 67-79.

Eliminados: Keller y Maataoui (Le Cannet).

Incidencias: 40 espectadores en el Instituto Inglés del Deporte de Sheffield.

Bilbao - Otra vez más el Bidaideak Bilbao BSR se encuentra a un solo partido del título. Otra vez más repite esas sensaciones de nerviosismo e ilusiones previas a una final. Estos momentos únicos convertidos últimamente en costumbre para los bilbainos, ya que hoy jugarán su tercera final europea en las últimas cinco temporadas. Ahora toca degustar un sabor desconocido, dejar de ser el equipo de los subcampeonatos y saber por fin lo que es conseguir un título. Son demasiados palos en el camino, muchos recuerdos agridulces observando desde el podio como el equipo rival alzaba la Copa. El Bilbao BSR quiere que este sea su momento, por una vez no morir en la orilla y alzar una copa. La Euroliga 1 será la siguiente oportunidad y el rival el Besiktas, equipo que les ganó con una canasta sobre la bocina en la fase de grupos. Ahora toca cambiar la historia.

El Bilbao BSR no para de crecer en la Euroliga 1. Arrancó con una dolorosa derrota ante el Besiktas, pero ya no dejó lugar a la sorpresa. Venció el viernes a los Sheffield Steelers y ayer el Koln 99ers no pudo hacer nada ante el juego colectivo desplegado por los bilbainos. Con estos antecedentes, los dirigidos por Esteban Núñez se presentaron en la semifinal ante el Le Cannet francés. Campeón de su liga y un equipo que desconocía la derrota en la presente competición. El Bilbao BSR encontró rápido su ritmo de juego y los franceses se vieron siempre a remolque. Incluso así, el conjunto vizcaino tuvo que esperar hasta el tercer cuarto para romper definitivamente el encuentro, pero a partir de ahí todas las opciones galas quedaron minimizadas. Los habituales y letales lanzamientos de media distancia de Turek y un sorprendente Lorenzo lideraron el viaje a la final de los bilbainos. Desde las primeras jugadas quedó claro que el nivel de la competición había subido. Tras dos victorias cómodas para cerrar la fase de grupos, el Bilbao BSR se encontró con un rival mucho más armado y que no regaló ningún tiro sencillo. A los dos equipos les costó mucho abrir su marcador y Lorenzo puso el 0-2 a punto de pasar el primer minuto de juego con dos tiros libres y en el siguiente ataque Blair logró la primera canasta en juego de los bilbainos (2-4). Los dirigidos por Esteban Núñez no estuvieron a gusto durante la primera parte. Los franceses no dejaron que el ritmo del partido se les fuera y con Ramonet como jugador destacado impidieron que el Bilbao BSR lograra rentas importantes.

El Bilbao BSR tuvo problemas para despegarse en el marcador, pero al mismo tiempo tampoco tenía excesivas dificultades para contener la ofensiva gala. Era cuestión de esperar, de que la dinámica habitual de los bilbainos hiciera efecto. El equipo vizcaino está acostumbrado a ir de menos a más. Es la gota china que termina por desesperar al adversario. Una vez más, su ritmo no bajó y el Le Cannet reventó. Cuando la pelota empezó a entrar con asiduidad, los franceses se encontraron con vías de agua por todos los flancos. No solo Turek, máximo anotador habitual, aportó. Los puntos llegaron desde todas las posiciones y un tiro libre del estadounidense cerró un duro parcial que dejó el choque con 18 puntos de diferencia a favor de los bilbainos (51-69).

Con poco más de un cuarto por jugarse, los dirigidos por Esteban Núñez empezaron a acusar su corta rotación. Los problemas físicos asolaron al Bilbao BSR desde antes de iniciar la competición y ayer solo seis jugadores hicieron acto de presencia. Los franceses quisieron morir luchando y pudieron maquillar el resultado en los últimos minutos. Aun así, los vizcainos siempre tuvieron todo bajo control y cuando sonó el bocinazo final, la renta todavía era superior a la decena (67-79). Fue un triunfo que confirmó el buen juego que es capaz de desplegar el Bilbao BSR, ahora solo deben alargarlo cuarenta minutos más para lograr un primer título que no para de resistirse.