Al Lointek Gernika Bizkaia se le está haciendo muy larga la temporada

Con la reserva en luz roja

El Lointek Gernika no puede con un Bembibre mucho más fresco y acertado, cede la tercera plaza y se complica el objetivo de lograr el factor cancha en el ‘play-off’

08.02.2020 | 21:22
Margaret Roundtree, en el partido de la primera vuelta ante el Bembibre.

El Lointek Gernika no puede con un Bembibre mucho más fresco y acertado, cede la tercera plaza y se complica el objetivo de lograr el factor cancha en el ‘play-off’

Bembibre71

Lointek Gernika62

EMBUTIDOS PAJARIEL BEMBIBRE: Llorente (5), Herrera (0), Nauwelaers (7), Silva (11), Gladkova (22) -cinco inicial- Carr (0), Quirante (3), Syll (4), Range (19).

LOINTEK GERNIKA BIZKAIA: Vanderwal (5), Williams (18), Mazionyte (4), Berezhynska (5), Nacickaite (5) -cinco inicial- Banham (7), Díez (2), Pascua (59, Roundtree (8), Ariztimuño (3).

Parciales: 20-13, 33-34 (descanso), 49-45 y 71-62.

Árbitros: De Lucas, Martínez y Cortés. Sin eliminadas.

bilbao - Al Lointek Gernika Bizkaia se le está haciendo larga, muy larga, la temporada y aún le quedan al menos un mes de competición con objetivos abiertos. Ayer en Bembibre sumó su segunda derrota consecutiva en un momento delicado porque le complica la posibilidad de lograr la ventaja de cancha en el play-off. Sus dos perseguidores, Cadi la Seu y Valencia, ganaron, por lo que el Gernika cedió la tercera plaza que había sido suya todo el curso. Probablemente, a estas alturas eso le preocupará poco a su cuerpo técnico que querrá encontrar la manera de recomponer a un equipo que no se parece en nada al de hace un mes y medio. Tantos cambios han hecho que se resienta el funcionamiento colectivo en las dos mitades de la cancha y, además, muchas jugadoras, después de 35 partidos oficiales, ya van con el piloto de la reserva encendido, lo que aprovechó el conjunto berciano, que sigue luchando por una de las dos primeras plazas y se mostró mucho más fresco, resuelto en sus acciones y con más deseo de atrapar cada balón suelto, como demuestran algunas jugadas en las que las locales atraparon tres y cuatro rebotes ofensivos.

Desde el inicio se vio a un Lointek Gernika que sufrió para imponer su teórica superioridad. La defensa del Bembibre apretaba e impedía jugar con comodidad, pero tampoco el movimiento de balón de las gernikarras era el óptimo. Las locales se escaparon con un 20-13 al final del primer cuarto en el que las vizcainas firmaron bajos porcentajes de tiro y la rusa Gladkova ya dejó muestras de su calidad con la mitad de los puntos de su equipo. Una canasta de Silva elevó la ventaja del Bembibre y obligaba a reaccionar. El Lointek Gernika lo hizo en un tramo algo caótico por parte de los dos equipos, con sucesión de aciertos y errores gruesos, las locales en posesiones muy largas y las visitantes en tiros demasiado rápidos.

Pese a los problemas en el juego interior, con Berezhynska fuera del partido y Pascua mermada físicamente que aguanta el tipo por veteranía, las de Mario López lograron sujetar el partido más con acciones individuales que con un buen funcionamiento como equipo. Al descanso, la ventaja era suya y se pensaba que, como en anteriores encuentros, apretar el acelerador supondría dejar atrás al rival. Pero no ocurrió porque el equipo gernikarra ya no está para esos cambios de ritmo. Algunas jugadoras están pasadas de rosca y otras, cortas. Courtney Williams es un islote de calidad que no acaba de engarzar en el colectivo y Banham y Nacickaite aparecen y desaparecen sin que su amenaza exterior sea constante.

los triples deciden En cambio, el Bembibre se escapó de nuevo por ocho puntos (46-38) gracias a tres triples seguidos, dos de Gladkova y uno de Range. Solo había anotado dos canastas desde detrás de los 6,75 metros en la primera mitad, pero ese fue el factor con el que las bembibrenses mataron el partido. Williams igualó a 49 al inicio del último cuarto, La nueva estadounidense del Bembibre, que hasta ayer tenía malísimos porcentajes, clavó otros dos triples seguidos ante cierta permisividad de la defensa gernikarra, más preocupada de lo que ocurría a sus espaldas. Otros dos aciertos de Silva y Quirante marcaron un ritmo anotador que el Gernika no pudo sostener, ni siquiera cuando tuvo que jugar a la desesperada. Cuando aún había opciones a dos minutos del final, Ariztimuño falló dos tiros libres y Nacickaite no acertó con un triple tras el rebote ofensivo. Cuando las visitantes se colocaron a cinco puntos (67-62) quedaba solo medio minuto y el Bembibre aseguró su merecida victoria desde el tiro libre.