Alerta mundial por el coronavirus

Santurtzi rema desde casa

JULIO ARTETXE, CARLOS INSAUSTI, IKER ZABALA Y ANDER ZABALA ATENDIERON EN UNA CONFERENCIA VIRTUAL A LOS AFICIONADOS DE LA 'SOTERA' Y HABLARON SOBRE LA ACTUALIDAD DEL CLUB Y EL REMO

26.04.2020 | 00:22
La embarcación de Santurtzi, en el Descenso de Portugalete de pretemporada

Bilbao – El remo, como ocurre con todos los deportes, está confinado en su casa. Las traineras no surcan las aguas del Cantábrico y tanto los deportistas como los aficionados viven con incertidumbre estos momentos, sin saber con seguridad si se disputará o no la temporada y, si lo hace, en qué condiciones se hará. Santurtzi decidió ofrecer ayer un momento de desconexión a sus seguidores y que pudieran vivir el actual día a día del remo desde sus casas. El club organizó una conferencia virtual en la que Iker Zabala, entrenador; Ander Zabala, preparador físico; Julio Artetxe, presidente; y Carlos Insausti, directivo, hablaron sobre la actualidad deportiva, económica y social de la Sotera.

El coronavirus covid-19 hizo que toda la preparación física de los equipos de la ACT, la ARC y la ETE saltara por los aires. Los remeros tuvieron que reinventarse y los preparadores se enfrentaron a un quebradero de cabeza para preparar una temporada que no saben si llegará a disputarse. "Hemos intentado continuar con la preparación física establecida anteriormente, pero alguna modificación ha habido que hacer porque no sabemos cuándo vamos a competir o si vamos a hacerlo", contó Ander Zabala y detalló cómo les afectan estos nuevos entrenamientos: "Estamos todos los días haciendo ergómetro, con lo que ello conlleva. Ahora estaríamos saliendo tres o cuatro veces a remar y por lo tanto la carga es completamente diferente".

La falta de actividad en el agua es una de las mayores preocupaciones del equipo. Los descensos invernales son la última referencia y hay mucho trabajo por hacer para llegar al punto álgido de la trainera. "En el verano no sabemos qué nivel vamos a dar porque en un mes se pierde muchísimo. Yo mismo he vivido años de hacer una temporada fantástica y a la vuelta, con la misma gente, que parezca que se te ha olvidado remar", reconoció Iker Zabala. Otro de los aspectos será el estado físico de la plantilla, ahí el entrenador bermeotarra no ve tantos problemas y piensa que sus bogadores estarán en plena forma cuando puedan salir al agua: "No están perdiendo nada en el aspecto físico. El remero de ahora y el de antes está acostumbrado a pasar muchas horas solo y a estar con el ergómetro".

Iker Zabala ejerce de "psicólogo más que de entrenador" en estos momentos nuevos para los remeros que pueden resultar decisivos de cara a una posible temporada. "Es un escenario nuevo y el que mejor sepa adaptarse va a sacar provecho. Es una incertidumbre que vamos a tener todos", opinó el entrenador. Esta igualdad de condiciones puede trasladarse a las aguas creando una batalla reñida en la que las tripulaciones deberán sacar a relucir el trabajo realizado durante el novedoso escenario y para Iker Zabala el que quiera hacerse con la bandera deberá luchar mucho por cada segundo: "Para ganar habrá que andar muy rápido y el factor psicológico va a ser clave. El que psicológicamente no sea capaz de soportar lo que se está viviendo estos días va a tener una pérdida de segundos".

TRABAJO DIRECTIVO No solo los remeros se ejercitan para sacar adelante esta situación. La directiva también quiere estar preparada si la actividad vuelve a reanudarse y su trabajo es enorme durante estos días. "Como club deportivo tenemos que dar esperanza e ilusión a la gente y que sepan que cuando esto termine vamos a estar preparados para tratar de dar alegrías", declaro Julio Artetxe, que se mostró convencido para trabajar de cara a este mismo ejercicio: "No damos por perdida la temporada y salvo que la autoridad sanitaria nos diga que no hay nada que hacer, vamos a seguir entrenando y preparando diferentes escenarios para continuar adelante".