"Como directoras fuimos muy criticadas y tuvimos que pelear"

La cineasta alemana Margarethe Von Trotta recibe el Mikeldi de Honor de Zinebi en la gala inaugural del Festival Internacional de Cine Documental y Cortometraje de Bilbao

12.11.2021 | 17:28
La directora Margarethe Von Trotta durante la rueda de prensa.

Antes de ser referente para las generaciones posteriores, Margarethe Von Trotta (Berlín, 1942) recuerda con cariño que ella también tuvo el ejemplo de cineastas como Márta Mészáros. A pesar de ello, sus inicios en el cine fueron arduos.

"Cuando empezamos no estábamos aceptadas y recibíamos muchas críticas por parte de los hombres de la industria, a los que no les gustaba que hiciéramos películas", asevera la directora alemana, figura célebre del Nuevo Cine Alemán de los años 70, que este viernes recibe el Mikeldi de Honor durante la gala inaugural del Festival Internacional de Cine Documental y Cortometraje de Bilbao, Zinebi, de la mano del alcalde Juan Mari Aburto. Destacada por su aportación al feminismo, Von Trotta ha mostrado en una rueda de prensa su deseo de que "algún día" se hable simplemente de directores, sin tener que destacar que si es hombre o mujer.

Primero fue actriz, después guionista y, finalmente, directora. "Cuando hablo con colegas todas me dicen que su experiencia ha sido similar. Sin embargo, ya empieza a ser normal ser directora en el cine y espero que un día podamos decir: es un director. Sin tener que concretar que es hombre o mujer", ha explicado en inglés, donde no se hace distinción de género, la primera directora que ganó en el festival de Venecia con Las hermanas alemanas (1981).

Sobre esta película ha señalado que fue "importante" porque se gestó en un momento crucial para Alemania, "cuando había un grupo de izquierdas terrorista que quería cambiar el país". Se adentra en la vida de dos hermanas –a una de ellas la conoció personalmente en Stuttgart en el 79– que dedicaron su vida a luchar eligiendo métodos diferentes. "Tuve la sensación de que iba a poder contar la historia de Alemania a través de ellas", ha aseverado la cineasta que compartirá el Mikeldi de Honor con el director Imanol Uribe.

Lejos de tener intención de retirarse, Von Trotta comenzará en los próximos meses a rodar su próxima película, que relata la relación de pareja entre la poetisa Ingeborg Bachmann y el escritor Max Frisch a finales de los años 50. "Es un guion que escribí hace tres años sobre una pareja en la que ella era poetisa y él un guionista muy conocido en Alemania", ha explicado la directora, quien ha concretado que estuvieron cuatro años juntos.

Sin embargo, ha señalado que la relación fracasó porque es muy complicado que gente "que está en la misma onda creativa" sigan juntos, ha considerado antes de detallar que ella misma lo experimentó cuando estuvo casada con el director Volker Schlöndorff. "Él se fue con una jovencita y ella sufrió muchísimo", ha matizado sobre los protagonistas de su película. "Es muy difícil para una mujer una relación que te ofrezca protección y, a la vez, te deje ser libre e independiente. Aun sigo buscando algo así", ha reconocido la primera directora que ganó en el festival de Venecia con Las hermanas alemanas.

Después de haber dedicado algunas de sus obras más destacadas a figuras femeninas de gran relevancia como Rosa Luxemburgo o Hannah Arendt, ha descartado hacer una película sobre Angela Merkel –una cuestión por la que a menudo le preguntan también en su país de origen– por sus diferencias ideológicas y porque solo hace películas de mujeres fallecidas. "Lo tengo difícil porque es más joven que yo", ha bromeado antes de criticar que a menudo se refieran despectivamente a la canciller alemana como mummy (abuelita) cuando nunca se llamó así sus antecesores Helmut Kohl o Helmut Schmidt.

CINEASTA INSPIRADORA


"Margarethe Von Trotta recibe el premio Mikeldi por la fortaleza y honestidad de su cine y por la brillantez desde sus inicios como la gran voz femenina del Nuevo Cine Alemán que supo reflejar en su obra el creciente empoderamiento de la mujer en la sociedad europea hasta convertirse en una de las cineastas feministas más influyentes de la historia del cine", ha expresado Vanesa Fernández, directora de Zinebi, quien ha apuntado que, además, el 11 de diciembre recibirá en Berlín el premio honorífico otorgado por la European Film Academy.

Tras reconocer que le hace especial ilusión entregar esta distinción tras premiar a la actriz Hanna Schygulla y a la directora Márta Mészáros, indica que el premio "permite presentar al público parte de la obra de los galardonados así como conocer sus procesos creativos".

De hecho, después de la proyección de Las hermanas alemanas (1981) mañana en el Museo de Bellas Artes, Von Trotta conversará con la cineasta Helena Taberna. Asimismo, Gonzalo Olabarria, concejal de Cultura, ha recordado que, hace apenas tres años, Zinebi ofreció la oportunidad de ver Entendiendo a Ingmar Bergman (2018).

"Su carrera nos ha inspirado, nos ha hecho reflexionar y nos sigue encantando", ha destacado sobre la figura de Von Trotta, una cineasta que "contribuye a dar más brillo a una lista en la que están actrices inolvidables como Ana Karina, Jeanne Moreau, Vanessa Redgrave, Jane Birkin o Hanna Schygulla, que ha trabajado bajo las órdenes de Margarethe. Pero también directoras como Márta Mészáros, Barbara Kopple o Claire Simon".

noticias de deia