Korrontzi: "En un año de altibajos seguimos haciendo kilómetros y enseñando la cultura vasca"

Korrontzi, rodeado de grupos de danza de diferentes puntos de Euskadi, actúa el domingo en Aurrera Fest!

16.07.2021 | 00:15
Korrontzi tiene conciertos "todo el año", con citas en Teruel, Burgos, Turquía o Galicia.

Korrontzi no tira la toalla en este año de incertidumbres y altibajos. Tras pasar por Madrid, Málaga, Sevilla, Barcelona o Zaragoza y con citas marcadas en el horizonte en Teruel, Burgos o la lejana Turquía, llegan el domingo a Bilbao, al Palacio Euskalduna, donde ofrecerán "una actuación especial" junto a varios grupos de danza procedentes de distintos puntos de Euskal Herria. "Seguimos haciendo kilómetros y mostrando la cultura vasca", explicaron a DEIA.

"Es un año de altibajos", indicó el líder del grupo, Agus Barandiaran, al ser cuestionado por la actualidad de Korrontzi en 2021. "Estamos siempre pendientes del teléfono para saber si el concierto del próximo fin de semana se va a cancelar o no. Por suerte no está siendo así, llevamos tocando todo el año, y aunque algún concierto se pospuso, al final se ha acabado celebrando", apostilló el trikitilari, que enumera los conciertos ofrecidos en las últimas semanas en Madrid, Málaga, Sevilla, Zaragoza, Tenerife, Guadalajara, Barcelona...

"En todos ellos existían normativas diferentes en cuanto a aforo, horarios y condiciones, pero siempre con promotores con ganas de trabajar, de volver a la normalidad, y de salvar sus negocios", prosigue Barandiaran, que califica el año como "duro" al escuchar de sus bocas la situación que están viviendo, con técnicos en ERTE y personal que no sabe si va a poder contratar otra vez. "Por tanto, Korrontzi no se puede quejar, seguimos haciendo kilómetros, enseñando nuestra cultura y aunque muchas veces las condiciones son peores ahora que hace un par de años, creemos que lo importante es no parar", apostilla.

Y mientras al grupo le esperan conciertos "todo el año", con citas en Teruel, Burgos, Turquía o Galicia, Korrontzi recala el domingo en el Palacio Euskalduna, en el marco de la segunda edición de Aurrera Fest! Su líder avanza que será "especial", como cada vez que recalan en la capital vizcaina. "Al llegar a Bilbao siempre intentamos que sea especial, ya que actuarán con nosotros diversos grupos de baile que llegarán desde Laudio, Ataun, Villabona o Mungia. Con ellos haremos un repaso de nuestros últimos espectáculos", responde.

Vuelta a los orígenes
 

"En mi opinión, tener un recinto como el Euskalduna disponible en condiciones ventajosas gracias al Aurrera Fest!, sigue siendo necesario, ya que de otra manera no podríamos optar a pisar ese escenario en las condiciones que sufre en este momento la cultura", indica el trikitilari y cantante, que liderará la presentación del último disco del grupo, Koplariak (Elkar), editado de manera conjunta con el escritor, investigador y bertsolari Xabier Amuriza, y con destacados colaboradores.



 

"Es un disco inspirado en las romerías de antaño y con el que hemos vuelto a los orígenes de la triki, a la copla", según su máximo instigador. Amuriza le pasó las letras de las canciones a Barandiaran hace cuatro años, pero tuvo que llegar el confinamiento para dar el impulso final al proyecto. "Lo cierto es que nos hemos puesto el listón muy alto porque Amuriza es una institución. Tiene 80 años, ha hecho de todo y, además, lo ha hecho todo bien. Ponerle música a sus letras ha sido un reto, había que hacerlo bien y quedar a gusto. Y él está encantado también", explica Barandiaran.

Además de por Koplariak, en el que colaboran Luis Peixoto, Pirata, Xabier Zeberio, Iván Allue, Imanol Urkizu, Leturia, Leire Berasaluze y Kristina Aranzabe, Korrontzi ha sido actualidad recientemente por lograr el premio concedido por el Instituto Etxepare a la trayectoria en los galardones Musika Bulegoa. "Fue una sorpresa porque aquí los grupos tradicionales o de folk están fuera de foco en estas convenciones de premios. Somos los últimos. Es más apetecible destacar la música pop, que se consume más. Pero es una satisfacción porque es cierto que ya nos sentimos queridos en casa desde hace al menos una década, pero al principio fueron muchos años de penurias. Nadie apostó por nosotros", lamenta Barandiaran.

noticias de deia