Jon Garaño: "La trinchera infinita' nos ha permitido conversar con la industria de Hollywood"

Garaño, uno de los directores del filme, desvela su tristeza tras perder sus opciones de Oscar

11.02.2021 | 00:52
Belén Cuesta y Antonio de la Torre, en una escena de 'La trinchera infinita'.

La noticia de que La trinchera infinita se quedó fuera de la carrera por el Oscar a Mejor Película Internacional llegó en la madrugada del miércoles. Los rumores apuntaban a que la noticia podría darse a primera hora de la tarde de la Costa Este estadounidense, hacia las 23.00 horas del martes en Euskadi. Esta situación hizo que el trío de directores de esta cinta distribuida por Netflix –Jon Garaño, José Mari Goenaga y Aitor Arregi– acumulase tensión y nervios durante dicha jornada. "Estás tan metido en ello que acabamos mirando a qué hora se publicó el año pasado, fue a las 23.45", afirmó con una nota de humor Garaño, que también reconoció que, como es lógico, vivieron un día "triste", después de conocer que los académicos de Estados Unidos no habían apostado por su largometraje.

Pese a que el camino hacia los Oscar queda cerrado, la nueva experiencia de Los Moriarti al otro lado del charco les ha permitido abrir nuevas e interesantes ventanas: "La experiencia con La trinchera infinita nos ha permitido establecer ciertas conversaciones con la industria de Estados Unidos".

Garaño se refirió de esta manera al acuerdo que cerraron con Gotham Group, que actuará como mánager de Moriarti en tierras estadounidenses. "Nos están consiguiendo un montón de entrevistas para tratar de vender nuestros siguientes proyectos. Hemos llegado a Gotham porque la película ha sido candidata a los Oscar", afirmó el realizador.

"Yo pensaba que sí teníamos opciones de pasar el corte. No estaba seguro al 100%, pero en una balanza de sí o no, pensaba que íbamos a pasar", confiesa el cineasta, al tiempo que añade que, con mayor o menor optimismo, sus socios también veían posibilidades. "Siendo consciente de que no somos Druk, pensábamos que sí podíamos estar en esa lista. Cuando salió que no, nos dio mucha pena". De hecho, el trío de cineastas vascos vio reforzadas sus expectativas cuando hace un par de días la revista especializada Variety, "la biblia" cinematográfica en estos casos, lanzó su quiniela en la que contaba con La trinchera infinita como una de las que seguían el partido. "Variety ha acertado doce de las quince, pero la nuestra se ha quedado fuera", lamentó Garaño.

Es la segunda vez que Los Moriarti se quedan cerca de la nominación. En 2016 ya participaron en la carrera por el Oscar, cuando Loreak fue seleccionada por la Academia de las Artes y las Ciencias para ser la representante del Estado en los galardones hollywoodienses. Al igual que en esta ocasión, Loreak tampoco pasó el primer corte en Estados Unidos.

La trinchera infinita, que está disponible para el público estadounidense desde el 6 de noviembre en Netflix, empezó a principios de año con su estrategia de promoción, con el objetivo que la mayor cantidad posible de académicos visionasen, entendiesen y seleccionasen la película protagonizada por Antonio de la Torre y Belén Cuesta, que cuenta el encierro de treinta años de un topo tras la Guerra Civil.


 

En un segundo año marcado por el covid-19, la campaña de la película en Estados Unidos se ha desarrollado por Internet. "Ha sido muy intenso. Exige mucho esfuerzo, no solo económico, sino también de reunirse con periodistas y con productoras", expuso el también codirector de Handia y Loreak, que explicó que, de media, han tenido encuentros todas las tardes cada dos días desde que se inició la promoción a principios de año con el objetivo de "despertar interés para que los académicos la viesen".