El legado de Xabier Sáenz de Gorbea ya está en el Bellas Artes

Se expone una selección del fondo documental del historiador y crítico de arte donado por su compañera Sonia Rueda

10.12.2020 | 14:45
Bingen Zupiria y Miguel Zugaza con Sonia Rueda en la sala 'W' del Bellas Artes, donde se expone el 5% del fondo documental donado al museo.

Durante casi 35 años Xabier Sáenz de Gorbea se asomó con sus crónicas y críticas a las páginas de DEIA -que se han convertido en imprescindibles para comprender la historia del arte vasco contemporáneo-, contagiándonos su pasión por el arte. Era la voz del arte vasco, en una época la que no existía ningún otro medio que comunicara lo que la comunidad artística hacía. El consejero de Cultura y Política Lingüística, Bingen Zupiria, fue testigo como director de DEIA, de esa pasión que lejos de desaparecer, se fue incrementando con los años y se mantuvo incluso hasta la última semana antes de morir, sin faltar a su cita con los lectores y lectoras con su habitual crónica semanal.

Un ejemplar de DEIA donde Xabier publicó durante más de 35 años.


"Todo espacio le parecía poco en el periódico para sus aportaciones y sus reflexiones con el gran conocimiento que tenía", recordó Bingen Zupiria.



El profesor, historiador y crítico Xabier Sáenz de Gorbea falleció en 2015 a la edad de 64 años tras batallar con una dura enfermedad que no consiguió arrebatarle, ni siquiera en el último momento, su manera pasional de vivir y amar el arte. Uno de los mayores impulsores del arte en Bizkaia, participó en la creación de la actual Facultad de Bellas Artes de la UPV, cofundó la galería Windsor y comisarió decenas de exposiciones, manteniendo una presencia activa en el panorama del arte vasco desde los años 80. Ya sea desde su labor docente, de comisario de exposiciones o desde su faceta de crítico, su capacidad de transmisión intergeneracional ha sido fundamental para buena parte de nuestros creadores.

Además, su pasión por la archivística y su capacidad investigadora le han convertido en una f igura imprescindible para comprender la historia de la creación vasca contemporáneo. Un legado, una memoria, que su compañera, la artista Sonia Rueda, no ha permitido que se pierda. Son miles de documentos, periódicos, diapositivas, catálogos..., que acumulan años de investigación, de recopilación del acontecer artístico contemporáneo.

"Siempre me decía que no iba a ser capaz de devolver a la vida y a la sociedad todo lo que le habían dado a él. Xabier no hubiera querido nunca una biblioteca muerta, sino un archivo vivo", señala la artista.

El Museo de Bellas Artes de Bilbao recordó y homenajeó el jueves al historiador y crítico de arte con la inauguración de una exposición que recoge parte de su inmenso fondo documental -donado por su compañera Sonia Rueda y que será custodiado en su totalidad en la Biblioteca de la pinacoteca-, así como con la creación de un premio que lleva su nombre. Fue un acto emotivo y en él participaron el consejero Bingen Zupiria, el director del Bellas Artes, Miguel Zugaza, la compañera de Xabier, Sonia Rueda, Javier Novo, coordinador de Conservación e Investigación y Begoña González, jefa de Biblioteca. También se leyó un mensaje enviado por Kirmen Uribe desde Nueva York, donde reside el escritor, quien le describió como "una persona que siempre iba un paso más allá. Fue mucho más que un crítico, que un pensador. Vivía el mundo del arte desde sus entrañas y promovía la creación de los artistas".

"Xabier nos deja su visión de la historia, su manera de organizarla, sus documentos inéditos. Mantener esa visión era cuestión prioritaria, cosa que este museo va a respetar y a realizar. Hacerse cargo del archivo no es un favor personal, ni a Xabier, es una cuestión de responsabilidad", apuntó Sonia Rueda.

"W" de writer (escritor)


Desde el jueves, se puede contemplar en la sala W (la de "writer" o escritor) del Bellas Artes una selección de esta donación, que "no llega al 5% del fondo recibido", según apuntó Javier Novo. El legado es inmenso no solo en contenido, sino también en cantidad: 11.500 monografías artísticas, 3.800 revistas de arte, 69.700 ejemplares de prensa desde los años setenta -entre los que se encuentran numerosas páginas publicadas en DEIA-, 330 cajas con recortes de prensa cultural, 4.700 semanales de diarios, 55.000 folletos y catálogos de exposiciones, 90.000 diapositivas realizadas por el historiador en eventos artísticos de carácter internacional (como ARCO o la Bienal de Venecia) y 180 disquetes y 28 casetes con material de trabajo y conferencias. La donación contribuirá, junto a la colección documental sobre arte vasco que la Biblioteca del museo ha ido reuniendo desde 1985, al futuro proyecto Arteder, el Centro de Documentación y Estudio de Arte contemporáneo vasco, abierto a especialistas e investigadores en la materia.

Por su parte, el director del Bellas Artes de Bilbao, Miguel Zugaza, definió al investigador como "un militante de la causa del arte contemporáneo" y "pionero de la recuperación del arte moderno en Euskadi, pues "encarna el doble papel de historiador y crítico, algo que el público podrá constatar con esta muestra recién inaugurada".

Además, e l Museo y su compañera Sonia Rueda convocan con carácter bienal un concurso para la concesión del Premio Xabier Sáenz de Gorbea, que tendrá como final el reconocimiento a la dedicación y a las artes visuales en cualquier de su ámbitos de creación, d otado con 10.000 euros provenientes del legado del historiador.
noticias de deia