El Bellas Artes de Bilbao prorroga hasta fin de año la instalación de luz "Arnasa"

10.09.2020 | 13:49
'Arnasa', en el Bellas Artes de Bilbao

El Museo de Bellas Artes de Bilbao prorrogará hasta final de año la instalación de luz "Arnasa", de la artista Maider López, que puede verse desde el exterior de la pinacoteca y que se enmarca en el programa de 'La Obra Invitada' que promueve el propio recinto.

De este modo, según ha destacado el museo en un comunicado, todos los días al anochecer, entre las nueve de la noche y la una de la madrugada, el edificio "continuará cobrando nueva vida" con la instalación de luz Arnasa (2020) de la donostiarra Maider López, que estaba previsto finalizase este martes, 15 de septiembre, y cuya presencia se verá prorrogada hasta fin de año.

En el contexto inédito de la crisis sanitaria provocada por el covid-19, el museo y la Fundación Banco Santander, como entidad patrocinadora, invitaron a la artista Maider López a realizar una intervención artística que interaccionara con la propia institución y que, además, provocara en el espectador una reflexión sobre el papel del arte y los museos en la sociedad.

Se trata, han indicado, de la primera vez, en los 19 años y las 63 ediciones en los que se viene desarrollando el formato expositivo de 'La Obra Invitada', en la que el museo encarga ex profeso una creación artística, que, en este caso, "añade el valor de estar estrechamente vinculada a su propio espacio y a los acontecimientos actuales".

El resultado del trabajo de Maider López es "Arnasa", (respiración), una instalación que gradúa la intensidad de la luz del museo al ritmo de una respiración y en la que la artista propone que, incluso cerrado y sin presencia humana, el museo se expande y sigue "respirando", vivo y contribuyendo a la vida en común de su entorno.

En palabras de la propia López se trata de "una pieza hecha para ser vista desde la calle, para mirar el museo desde fuera e integrarlo en la ciudad".

Hasta el 1 de enero, el museo de Bilbao "abrirá sus límites con 'Arnasa'", han destacado, por lo que el visitante, "hasta ahora ausente, se trastocará en paseante percibiendo la instalación de luz no adentrándose en el museo sino desde el exterior".