Bilbao celebra el Día del Libro con libros y flores en la calle

La jornada se aplazó el pasado 23 de abril debido al coronavirus

23.07.2020 | 17:20

Bilbao ha celebrado este jueves 23 de julio una particular edición del Día del Libro, dada la situación social generada por la pandemia de coronavirus que impone la distancia social y las mascarillas en la cara, aunque ha logrado mantener un punto de normalidad al sacar los libros a la calle y repartir flores entre los viandantes, como manda la tradición.

Se han instalado 24 casetas para la venta de libros a lo largo de las calles Berastegi y Pedro Ibarretxe donde se han repartido flores entre quienes se han acercado a ver lo que cada puesto ofrecía.

El alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, ha sido uno de los que se han acercado a las casetas instaladas y ha participado en un breve acto organizado por la Asociación de Libreros de Bizkaia, representada por su presidente Kepa Torrealdai, que ha contado con la presencia de autores locales y vascos como Félix García Modroño, Karmele Jaio, Toti Martínez de Lezea y Javier Abasolo.


DÍA INTERNACIONAL DEL LIBRO

Desde hace 25 años, a instancias de la UNESCO, el Día Internacional del Libro se celebra habitualmente el 23 de abril, coincidiendo con la conmemoración del fallecimiento, en 1616, de tres grandes autores clásicos de la literatura universal: Miguel de Cervantes, William Shakespearen e Inca Garcilaso de la Vega.

Aburto ha recordado que el Ayuntamiento, que tuvo que posponer la celebración de este día el pasado 23 de abril por la enfermedad de la Covid-19, impulso diferentes iniciativas en remoto para fomentar la lectura entre los bilbainos hasta que se pudiese celebrar este día presencialmente, lo que ha ocurrido este jueves, tres meses más tarde.

El alcalde de Bilbao ha explicado en su intervención que, "vivimos un momento histórico como pocos que va a cambiar para siempre el mundo que conocíamos", pese a lo cual ha animado a los ciudadanos y al sector a seguir leyendo y produciendo literatura y a seguir apoyando la creatividad en su conjunto. "El simple acto de la lectura es una forma de ayudar a cambiar el mundo, la mejor forma de mantener en forma nuestra salud intelectual", ha destacado antes de recorrer las 24 casetas para la venta de libros instaladas entre la Gran Vía y los cercanos Jardines de Albia.