Exposición de Tunipanea

Una biblioteca instrumental

El artista vasco Tunipanea, creador de instrumentos de música experimental que expone en el Edificio Ensanche hasta el sábado, inicia un proyecto con el que pretende dar en préstamo sus creaciones

09.02.2020 | 02:39
‘Ukelele’,‘Galletarra’, ‘Batería electrónica’ o ‘Intunamumori’ son algunos de los casi 100 instrumentos que Tunipanea, Jonathan García, expone hasta el sábado en el Edificio Ensanche. Fotos: Oskar González

El artista vasco Tunipanea inicia un proyecto con el que pretende dar en préstamo sus creaciones

UKELELES hechos con cajas de puros, violines chinos construidos con piezas de muebles encontradas? En la exposición de Tunipanea, así se hace llamar el artista Jonathan García Lana- que acoge el Edificio Ensanche se puede encontrar un sinfín de instrumentos musicales hechos por él mismo. Desde que hace diez años, tras estudiar Bellas Artes y empezar a interesarse por temas tecnológicos y desarrollarse en electrónica y música, y debido a su gran interés por la etnomusicología, Tunipanea empezó a construir todo un ejército de instrumentos experimentales.

Enmarcada dentro de la Semana de las Artes, que finalizará el domingo, el artista vasco afronta diversas iniciativas para fomentar la colectividad junto a sus creaciones. Y es que, como asegura él mismo, lo más importante es "que el proyecto se vea no solo como una observación de objetos estéticos, sino como objetos que son arqueológicos y un archivo que está vivo". Por ello, Tunipanea ha ideado una exposición, un taller, un concierto e incluso experimenta con lo que denomina "su próximo gran proyecto piloto", la Lutiteka. En él, Tunipanea quiere fomentar el préstamo de los instrumentos musicales que con tanto esmero ha fabricado a lo largo de los diez últimos años. Para ello, los interesados solo tendrán que entrar en la página lutiteka.com, y inscribirse en la newsletter. "Lo que estoy haciendo es liberar mis instrumentos al uso público y animar a que la gente siga mis pasos", admite Tunipanea. Y es que "me interesa que se genere una forma distinta de compartir la música. Estoy generando un contexto de compartir conocimiento musical, técnico y artístico que pueda darse de formas diferentes, que no solo sea una manera pasiva de escuchar un concierto, sino que busque la participación abierta a todo tipo de personas. Es muy importante la colectividad, abrir mi propio trabajo para que crezca más allá de mis propios límites", apunta Tunipanea, motivo por el cual ha creado la Lutiteka, proyecto que confía que acabe asentándose a largo plazo en la capital vizcaina.

Taller de luthería La semana pasada tuvo lugar un taller de luthería experimental en el que participaron quince personas. "El taller más internacional que he hecho hasta ahora", dice entre risas, ya que participaron bolivianos, japoneses, belgas, italianos... "y gente de aquí, claro", apunta Tunipanea. Por otro lado, mañana, a las 20.00 horas, se ofrecerá un concierto con los instrumentos construidos por él mismo. "Improvisarán con los instrumentos que he hecho", apunta. Los encargados de hacer sonar esos instrumentos "inventados" son Miriam RMZ, Fernando Carballo, con un instrumento que Tunipanea le fabricó "a la carta", y Miguel Ángel García, "referencia local y internacional de la música experimental", que ha invitado a su vez a tres personas para actuar en un Ensamble.

Y para darle fin -aunque solo en la Semana de las Artes, ya que pretende que sea un proyecto a largo plazo- el próximo martes, cuando se desmonte la exposición del Edificio Ensanche, los interesados que hayan pedido una de las creaciones para llevársela prestada, tendrán que pasar por el centro cultural para recogerla.

Instrumentos experimentales A lo largo de diez años, el artista ha creado unos 150 instrumentos, que clasifica en categorías como idiófonos, intonarumori o traposonora. Cada uno, original, está denominado con una signatura diferente que hace que sean totalmente diferentes al resto. El artista explica que cada instrumento tiene un proceso muy distinto. "Me interesa la etnomusicología y eso me ha llevado a hacer muchas interpretaciones de instrumentos del mundo. La mitad de ellos están claramente basados en otros instrumentos tradicionales del mundo. Y a lo largo de diez años surgen reinterpretaciones, y también surgen cosas que son más originales, pero siempre dentro de la escena de la música experimental", destaca. Son collages de ideas, ya que Tunipanea busca "la estética sonora", porque "no son objetos que están pensados para contemplar, sino para usarse. Son herramientas expresivas y lo importante es que funcionen", concluye.