Isaac Amezaga, alcalde de Maruri-Jatabe

"Es momento de atender, escuchar y valorar a la hora de tomar decisiones"

16.05.2020 | 00:14
Isaac Amezaga, alcalde de Maruri-Jatabe.

El regidor jatabetarra lanza un mensaje de esperanza a la ciudadanía, muestra su cercanía para los que lo estén pasando mal y pide cautela durante la desescalada

Maruri-JatabeSin apenas casos positivos, ¿cómo está la situación?

—En principio, hay un positivo oficial, aunque puede haber habido más casos. Indudablemente, pertenecer a un entorno rural, así como un punto de suerte y que la ciudadanía ha cumplido las normas indicadas, habrá tenido su incidencia en ello. Pero, no podemos bajar la guardia.

¿Cómo es la gestión municipal?

—Desde el primer momento, la intención ha sido salvaguardar la salud de la ciudadanía y del personal municipal. Mantenemos la comunicación telefónica y telemática para que nadie se pueda sentir desatendido. Es momento de atender, escuchar y valorar a la hora de tomar decisiones.

¿Han reforzado la desinfección?

—Las labores de limpieza están siendo continuas en edificios en los que hay actividad y, por medio de la brigada municipal, se está incidiendo en realizar las correspondientes labores de desinfección en los edificios y en las zonas de uso común.

¿Qué medidas preparan para hacer frente a la crisis?

—Lo primero es salvaguardar la salud de nuestros vecinos. En cuanto a la economía local, tenemos músculo suficiente para poder abordar iniciativas que ayuden a nuestra ciudadanía, hostelería y personas autónomas con sede fiscal en el municipio. Se han tomado ya medidas tales como condonar el alquiler del bar municipal mientras permanezca cerrado, devolver la cuantías proporcionales de las personas inscritas a servicios municipales como el gimnasio o que la personas que no tengan la disponibilidad económica suficiente puedan fraccionar, sin interés alguno, el pago del impuesto de vehículos. Nuestra intención es trabajar con la oposición en una batería de medidas que puedan ayudar a estos colectivos y personas.

¿Hay familias vulnerables?

—Las personas son el centro de nuestra gestión. Nuestro contacto telefónico con las personas más vulnerables está siendo continuo. Todo aquel vecino que esté necesitado, sabe que estamos a su disposición. En la medida que puedan surgir casos los iremos analizando y tomando decisiones.

¿Han frenado algún proyecto?

—A día de hoy no sabemos con certeza qué pasará con las piscinas de verano, los udalekus o las fiestas patronales. En la medida en la que vayamos recobrando cierta normalidad, tenemos la total confianza en que abordaremos las actuaciones que tenemos proyectadas, aunque manda el día a día y tendremos que priorizar.

Han reactivado la tienda municipal.

—Una de las formas de mantener a la ciudadanía en el municipio era que no tuviera que desplazarse a realizar las compras. Por lo tanto, reabrimos la tienda con un servicio que entendemos que es más acorde a las necesidades de nuestro municipio y a las recomendaciones sanitarias. Creemos, sinceramente, que ha sido una decisión acertada y sólo cabe agradecer el esfuerzo y generosidad de todas las partes que lo han posibilitado. No obstante, estamos trabajando en un pliego de condiciones para que, una vez finalice el estado de alarma, la tienda pueda gestionarse de forma satisfactoria. Queremos poner en valor el producto y los productores locales.

También han impulsado iniciativas para sobrellevar el confinamiento.

—Tenemos la suerte de residir en un entorno rural, pero hemos intentado que adultos y menores estén entretenidos e incluso, como en otras localidades, hemos pedido un aplauso para todos ellos. Se lo merecen.

Un mensaje para la ciudadanía.

—Trataremos de dar respuesta a cualquier tipo de necesidad que puedan tener, pero hay que ser responsables. El fin del confinamiento no significa que ya no haya virus y que, por lo tanto, no socialicen en espacios públicos y respeten las distancias de seguridad. También agradecer la labor de las personas que cuidan de nuestra salud. Además, recalcar la dedicación de alcaldes y alcaldesas. Contar con su complicidad hace mucho más llevadero este difícil momento.

"Las personas son el centro de nuestra gestión. El contacto con los más vulnerables es continuo"

"Tenemos total confianza en que abordaremos, con garantías, las actuaciones que tenemos proyectadas"