El Tribunal Supremo encauza la moción de censura en Mundaka

El Alto Tribunal se suma así a las sentencias anteriores dictadas por la Audiencia de Bizkaia y el TSJPV

29.09.2021 | 19:49
Imagen de archivo del acalde de Mundaka, Mikel Bilbao.

El Tribunal Supremo encauza la moción de censura que el PNV de Mundaka plantea realizar sobre el alcalde del municipio costero, Mikel Bilbao. Después de haber obtenido luz verde por parte de la Audiencia Provincial de Bizkaia y del TribunalSuperior de Justicia del Pais Vasco (TSJPV), el Alto Tribunal no ha admitido un recurso interpuesto por Bilbao, quien se presentara en las listas jeltzales municipales como independiente en mayo del 2019. El intrincado camino judicial en el que se ha embarcado el caso parece despejarse definitivamente.

La sala de lo contencioso-administrativo del Tribunal Supremo podría dar carpetazo de esta forma a un largo conflicto judicial, iniciado desde comienzos de legislatura. Las desavenencias entre el PNV y Bilbao han sido una constante durante estos últimos años y se han esquistado aún más durante los últimos tiempos. De hecho, dos han sido ya las instancias judiciales que ya han dado a los jeltzales la razón en cuanto a que su pretensión de que era posible celebrar una moción de censura y descabalgar a Mikel Bilbao de la Alcaldía. En el último dictamen emitido por el TSJPV, avaló el cese de Bilbao.

El primer edil de Mundaka, por contra, se ha escudado durante los últimos dos años en un informe en el que el secretario municipal aludía a la necesidad de que, en caso de que la propuesta de destitución fuera motivada desde el mismo partido político del alcalde, esta debería conseguir hasta diez votos de los concejales, el doble de los que presentaron la moción de censura. No obstante, esta es una situación imposible de dar: en el municipio tan solo hay nueve ediles. Además del propio Bilbao, el PNV dispone de cinco concejales y EH Bildu otros tres.

El TSJPV dio la razón al partido nacionalista en una sentencia dictada en mayo de este mismo año. "Lo que no puede pretender el Ayuntamiento recurrente es que un partido político que ha expulsado de su grupo a una persona se vea obligado a mantenerla en el puesto de alcalde apoyándose, para ello, en una norma que tiene por objeto justamente lo contrario", incidió el citado dictamen judicial.

A pesar de los repetidos intentos de la formación jeltzale, en ningún momento se pudo votar la citada moción de censura en las numerosas ocasiones que el asunto estuvo sobre la mesa a petición del PNV. Mientras el tema se mantuvo sub iudice, y pese a que se intentara la ejecución de la sentencia dictada por elTSJPV, no hubo manera. En un principio, la moción de censura podría reactivarse con celeridad, aunque se desconoce la fecha exacta en la que se celebrará. Bilbao confirmó ayer la noticia, el PNV prefirió no emitir una valoración pública.

noticias de deia