Complicada y laboriosa maniobra

El puente giratorio vuelve (a medias) a Ondarroa

Un problema en la estabilidad ha provocado que la pasarela no se colocara del todo

28.07.2021 | 12:07
La segunda pieza en el momento que casi cae al agua

Llevaba dos años fuera de Ondarroa, siendo rehabilitado en un taller especializado de Carreño (Asturias), toda vez que en junio de 2019 se procediera a su desmontaje. Pero lo ondarroarras deberán esperar un poco más para disfrutar de nuevo de su emblemática figura frente al puente de Calatrava. La Diputación Foral de Bizkaia ha tratado este miércoles de colocar el puente giratorio de la localidad, construido en 1927 y catalogado como Bien Cultural con la categoría de monumento en el Patrimonio Cultural Vasco, en una complicada maniobra que finalmente queda para este jueves.

Un problema surgido en la estabilidad al izar la segunda pieza del puente -el primero se ha colocado sin problemas- hizo que la pasarela casi cayera al agua. Tras el susto de los presentes, la empresa responsable de su montaje ha preferido dejar esa parte en tierra para volver a empezar de cero su colocación. Esperan completar la maniobra este jueves por la mañana.


 

Desde bien pronto a la mañana, los operarios comenzaron a realizar las labores preliminares. Pero no fue hasta las 11.30 horas cuando han empezado las maniobras. Con centenares de vecinos apostados en las inmediaciones, dos grúas de grandes dimensiones situadas a cada margen del Artibai se iban a encargar de las operaciones. La primera pieza, ubicada en Itxasaurre, ha sido izada y colocada sin aparentes problemas.

Con precisión milimétrica, Ondarroa veía más cerca la recuperación del puente giratorio, también conocido como Plaiko Zubixe (puente de la playa). Y la dirección de obra pareció acertar cuando aseguró que "es una tarea delicada". Y es que la segunda de las maniobras, tras una primera perfecta, encalló. A apenas unos metros de ser colocada, la pérdida de la estabilidad al izar la pieza ha producido un súbito desplazamiento. Tras varios minutos de tensión, y cierto nerviosismo entre el público presente, la empresa encargada de las labores ha preferido ser cauta y dejar la pieza sobre tierra. Era mejor no arriesgarse. Tras unos largos minutos en los que estabilizaron la infraestructura en tierra, han optado por empezar de cero y proceder este mismo jueves a completar las maniobras.


Como puede verse en esta imagen, los vecinos de Ondarroa han seguido al minuto toda la maniobra.


Siendo "uno de los pocos puentes de su tipología que se conservan en el mundo", según han afirmado desde la Diputación, el diputado de Desarrollo Económico y Territorial Imanol Pradales ha estado presente en la villa. "El puente vuelve a casa", ha sontenido, a la par que se ha felicitado porque "esta estructura tan singular" haya sido recuperada en dos años. Aún así, Pradales ha avanzado que aún quedan trabajos pendientes y que el puente giratorio no estará disponible hasta finales de agosto. "Quedarán unas semanas en las que se realizarán trabajos de urbanización y de remates", ha adelantado. Pero lo cierto es que la pasarela "es un simbolo de Ondarroa y de toda Bizkaia", al tratarse del "único puente giratorio de estas caracteristicas que se mantiene en el mundo".

 





noticias de deia