La pandemia no silencia las voces de los Marijesiak de Gernika

Modifican su horario, que pasa a las 6.00 horas, y el grupo será de 15 cantores

15.12.2020 | 00:35
Un solista suele ir interpretando las coplas navideñas, acompañado además del coro

 No será cumpliendo a rajatabla la tradición, pero el covid-19 no silenciará a los Marijesiak de Gernika-Lumo. La agrupación de cantores que anuncian la llegada a la Navidad entonando coplas en forma de nonagenaria, una costumbre antigua que pocas localidades conservan en Bizkaia, mantiene sus rondas. La situación obliga a introducir varios cambios. Entre otros, destacan que los marijeses saldrán a las 6.00 horas desde el 16 al 24 de diciembre –habitualmente lo hacen a las 4.00 horas de la madrugada–, cantarán en sitios fijos –frente a la habituales rondas por las calles– y los grupos diarios no excederán las 15 personas como tope. Otras cuestiones, por el contrario, quedarán eliminadas. "Hemos optado por adaptarnos. No solo por mantener la tradición, también por preservar la salud como bien mayor".

"La situación creada por la pandemia nos obliga a tener que hacer un análisis riguroso y compartido de aquellas medidas que tenemos que ir modulando desde hoy hasta el arranque de los marijeses y consensuar su aplicación en el desarrollo de la edición de los marijeses de este año", señalaron ayer los responsables del colectivo, que quisieron lanzar un mensaje para tranquilidad de la población gernikarra. El control está garantizado, ya que "ninguna persona que no esté inscrita en los grupos de 15 de cada jornada podrá tomar parte" en las rondas, que se compondrán de personas habituales en esta tradición navideña que ya se han inscrito. Por ahora, aseguraron que se han conformado "cuatro grupos distintos". Además, animaron a los gernikarras a seguir las coplas "desde el calor de sus casas". Aseguraron asimismo que "tenemos que evitar riesgos innecesarios y observar el cumplimiento de las medidas preventivas".

"Y puesta la mirada en este rigor, lo tenemos que cumplir durante toda los días". Lo harán a rajatabla, según advirtieron. "Tenemos que compartir este rigor y el mensaje que transmitamos a la ciudadanía guerniquesa sea claro y seguro. Tenemos que buscar ese equilibrio entre preservar la salud como bien mayor con el buen desarrollo de nuestra actividad cultural y emocional", prosiguieron durante una rueda de prensa ofrecida ayer. "Nuestro mensaje es claro, las medidas de prevención son de obligado cumplimiento y como tales las tenemos que compartir".

Representantes de los Marijesiak, tras la comparecencia de ayer.

Como principales medidas se han aprobado que el arranque diario de los marijeses sea al finalizar las restricciones de movilidad nocturna, "es decir a partir de las 6.00 de la mañana, y que la participación sea limitada, no va a ser libre, que el grupo diario no sobrepase los 15 marijeses, para lo cual es obligatorio apuntarse para la distribución de las personas en los correspondientes grupos y días. Todos y todas nos tenemos que corresponsabilizar y comprometernos en el buen cumplimiento de estas medidas extraordinarias". De la misma forma, se dejan de lado las habituales rondas cantadas mientras se discurre por la localidad foral. Así, durante las nueve jornadas en las que cantarán en un total de 27 espacios, intentarán repartirse por cuatro zonas de Gernika-Lumo –zona centro, Lurgorri, Errenteria y los Tilos–. "Sabemos que no podremos llegar a todos los sitios, pero hemos apostado por mantener la tradición", incidieron. "Se va a cantar en lugares fijos, parados", mientras que también se deberá entonar las coplas con la preceptiva mascarilla y con distancia entre marijeses. Estos son los principales cambios, que no los únicos.

Sin recoger dinero

"El día 24 no convocamos el tradicional tortimortxi que antecede a la segunda ronda que decae, ni se va a realizar la tradicional ronda por las calles coincidiendo con la recogida de dinero. No haremos estas convocatorias para evitar la acumulación de público", certificaron. Esa cuestación entre los gernikarras suele ir a parar habitualmente a alguna iniciativa solidaria o de carácter social, si bien este año no será posible. "Da pena tener que dejar de lado algunas tradiciones", pero los marijeses aseveraron hacerlo por el bien de la villa.

"Repetimos, no se va admitir la participación libre", incidieron desde el colectivo de Marijesiak, que persigue mantener una tradición tan arraigada en Gernika-Lumo pese a las incertidumbre generadas por el covid. Mañana mismo, a las 6.00 horas de la mañana, será el bautismo de estos Marijesiak adaptados al coronavirus.

noticias de deia