Se mejorarán los muelles comerciales

Lakua inicia la reparación de los muelles comerciales de Bermeo

Las obras, destinadas a zanjar el deterioro de las dársenas, terminarán en octubre

08.02.2020 | 01:54
Vista general del puerto de Bermeo, con la zona comercial en primer término.

Las obras, destinadas a zanjar el deterioro de las dársenas, terminarán en octubre

Bermeo - El Gobierno vasco dio ayer inicio a las obras que permitirán mejorar la situación de la zona comercial del puerto de Bermeo. Las dársenas de Erroxape y Xixili presentaban un estado de deterioro, "generado por la acción marina y por el uso de maquinaria pesada para la carga y descarga", que requería de labores de mejora que tienen un coste de poco más de tres millones de euros y durarán al menos hasta octubre.

Los trabajos para solventar los daños generados por los temporales y el uso propio de las instalaciones marítimas están divididos en dos lotes diferenciados. El principal, cuyo coste de adjudicación de 1,8 millones de euros, permitirá reparar y reforzar el muelle de Xixili, en alrededor de 140 metros de longitud. "Se reparará la estructura y se mejorará la pavimentación de la zona de almacenamiento, para adaptarla a las nuevas necesidades del puerto". También se completará la reposición de servicios afectados y se realizará una nueva red de drenaje de los muelles comerciales, "para conseguir una estética acorde al emplazamiento", señalaron desde el Departamento de Desarrollo Económico e Infraestructuras del Gobierno vasco.

En lo que respecta al segundo lote, tasado en poco más de 1,2 millones de euros se han incluido las obras a ejecutar en el muelle de Erroxape en sus 130 metros de longitud. Además de su reparación y refuerzo, la empresa adjudicataria pavimentará y repondrá los servicios del muelle" y se realizará una nueva red de drenaje de los muelles comerciales. La cota de coronación del cantil, siguiendo los condicionantes actuales del clima marítimo, se elevará en 0,5 metros. Las obras comienzan hoy y se espera que finalicen en septiembre de este año", sostuvieron.

Los trabajos en el puerto de Bermeo, el único con espacio comercial -aunque también compagina la recreativa y la pesquera- que es gestionado por el Gobierno vasco, han sido diseñados para alterar lo menos posible las actividades de las empresas consignatarias que se ubican en la zona, restringida al paso de los vecinos desde hace algunos años tras la aplicación del código internacional para la protección de los buques y de las instalaciones portuarias, conocido como ISPS.