Mutur Beltz expone el trabajo de los artistas en contacto con el mundo rural

La kultur etxea de Karrantza muestra desde hoy viernes las obras de cuatro artistas

26.11.2021 | 08:10
Regina Dejiménez trabaja la esquila.

"Debido a la situación de alerta sanitaria", la asociación Mutur Beltz de Karrantza se vio obligada a aplazar las exposiciones de la cuarta y quinta ediciones de la Residencia del Buen Vivir, la convivencia en el valle de artistas que plasman en varios formatos su experiencia en contacto con el mundo rural. Por fin, hoy desde las 19.00 horas se presentarán en el aula de cultura los trabajos en una muestra que se podrá visitar hasta el 22 de diciembre, de martes a viernes entre las 11.30 y las 14.00 y por las tardes de lunes a viernes de 16.00 a 20.00 horas.

Se pueden contemplar obras realizadas por "Regina Dejiménez (Madrid, 1982) dedicada al trabajo con el tejido como obra de arte y elemento de diseño; la pareja de artistas textiles formada por Pedro Murúa (Chile, 1991) y Mariona Cañadas (Barcelona, 1991); el artista multidisciplinar, dibujante, escritor, fotógrafo, cineasta, bordador y mago Aitor Saraiba (Talavera de la reina, 1983) y la artista visual e investigadora Marijo Ribas (Palma, Illes Balears, 1982)", detallan en la asociación que recupera la lana de la oveja autóctona.

Marijo Ribas "nos habla del origen del concepto Sumak kawsay, una palabra quechua referida a la cosmovisión ancestral de la vida, que se basa en la búsqueda del equilibrio con la naturaleza" que tomó "como interrogación y excusa para entablar un diálogo junto a las pastoras y pastores del valle". Licenciada en Bellas Artes por la Universidad de Barcelona, ha participado en exposiciones y proyectos colectivos.

Aitor Saraiba lleva a Karrantza "diferentes piezas que atestiguan el paso del protector de los Rebaños de Karrantza". Inspirándose en leyendas y costumbres paganas de Europa, creó un personaje mítico que "aparece para ayudar a los pastores" cuando los rebaños están en peligro". La unión entre literatura y dibujo, "se identifica en toda su obra".

Por su parte, Regina Dejiménez, contribuye con "una instalación textil de grandes dimensiones titulada Aquel que se desconoce/ materia del inconsciente colectivo" influida por su participación en el auzolan de varias esquilas. Dirige su propio estudio "a través del cual colabora en proyectos de interiorismo, moda y artes escénicas incorporando técnicas de artesanía textil tradicional".

Por último, Pedro Murúa y Mariona Cañadas contribuyen con "una delicada escultura colgante titulada Linde en referencia al camino que encontraron en el valle" en sus paseos por el barrio de Ahedo en los que captaron su atención "las estacas de madera que lindan los campos", relacionando "las estacas que limitan el territorio de las ovejas con la lana de la oveja carranzana cara negra". Ambos han residido largas temporadas en contacto con la tradición textil de otros países europeos y aprendiendo de "la relación entre entornos y materiales".

noticias de deia