XIV Laboral Kutxa DEIA Hemendik Sariak

El valor humano de una comarca

El frontón de Alonsotegi alberga a las 18.30 horas el acto de entrega de los XIV Laboral Kutxa DEIA Hemendik Sariak de Enkarterri a ocho personas, asociaciones y entidades de Enkarterri

18.11.2021 | 00:22

El frontón de Alonsotegi albergará esta tarde desde las 18.30 horas el aplauso colectivo a personas, entidades y asociaciones implicadas en el desarrollo de Enkarterri. Deporte, cultura, comercios, luchadores con espíritu solidario... estarán representados en los XIV Laboral Kutxa DEIA Hemendik Sariak.

Javier Abaurrea recorrió Gordexola durante 16 horas para reunir fondos a beneficio de la asociación de cáncer de mama y/o ginecológico de Bizkaia, Acambi y en homenaje a su mujer, Karmele Isusi, a quien le diagnosticaron la enfermedad. Entre todas las iniciativas organizadas recaudó más de 11.000 euros.

Los hogares del jubilado de los núcleos urbanos de Güeñes, Sodupe, La Quadra y Zaramillo van recobrando salidas y actividades, aunque con precaución. Comidas, excursiones, talleres de yoga o memoria o las partidas de cartas combaten la soledad.

El arraunlari de Turtzioz Ibon Maiz ha hecho del agua el centro de su actividad deportiva pese a haber nacido en un municipio rodeado de monte. Pero "la afición me viene por mi aita", con quien pudo coincidir en su debut.

La ejemplar historia de superación Ander Arteagabeitia se conoció a raíz de una campaña iniciada por su familia y amigos para sufragar las obras en su casa para facilitar la convivencia con la silla de ruedas.

El fallecimiento del responsable del fútbol base del Athletic en Enkarterri tiñó de luto la comarca el pasado mes de marzo. El XIV Laboral Kutxa DEIA Hemendik Saria se une a los merecidos reconocimientos brindados en los últimos meses.

La asociación de amigos de la ermita de Nuestra Señora de Txabarri vela desde 2014 por la preservación de la ermita que llama la atención por su tamaño y un bello retablo de 1691.

La asociación de la procesión de la Magdalena introduce a los menores de 14 años en su propio Vía Crucis Viviente, que preparan con ilusión entre cuarenta personas.

Y Pedro Coloma y su familia surten de carne desde hace Alonsotegi desde hace décadas.

noticias de deia