Las chicas de Barakaldo se lanzan a una piscina llena de goles

Nace el Barakaldo Waterpolo Femenino, un club que busca fomentar la diversión a través del deporte

14.11.2021 | 12:22
El Barakaldo Waterpolo Femenino arranca su andadura con mucha ilusión y ganas de impulsar este deporte en el municipio fabril.

Por encima de los resultados, el deporte consiste en disfrutar, conocer gente y trabajar valores como el compañerismo y el trabajo en equipo. Ese es el propósito que persigue el Barakaldo Waterpolo Femenino, un club que está dando sus primeros pasos y que se ha convertido en la última incorporación de la Liga Euskal Herria de esta disciplina. La idea de crear este proyecto se empezó a gestar hace tres años, pero la pandemia, como es lógico, frenó en seco el proceso de creación de este club. Ahora, una vez la situación sanitaria ha mejorado, se aceleró el proceso de creación del club hasta el punto de lograr poder salir a competir esta misma temporada. "Nos animó Pedro, el monitor de natación, y, al final, hemos impulsado el proyecto de crear el club. Hemos ido casi a contrarreloj para salir a competir este año. De hecho, nos inscribimos fuera de plazo en la Liga pero, por fortuna, la federación ha aceptado nuestra inscripción", explica Borja Martínez, el entrenador de este equipo que rebosa ilusión por los cuatro costados.

Tal ha sido la premura con la que ha nacido este proyecto que ni siquiera pudieron jugar partidos de pretemporada, así que su bautismo, su primera toma de contacto con la piscina fue en partido oficial. "El primer partido quedamos 32-2, pero el resultado es lo de menos. Hasta las rivales nos aplaudieron por lo que estamos haciendo, por el paso que hemos dado saliendo a competir. Lo importante es que las chicas podamos hacer deporte y disfrutar del buen rollo que tenemos en el equipo", señala Eneritz Vallejo, una de las jugadoras de este nuevo equipo. Ella es la más veterana en edad de la plantilla de este club que tiene jugadoras de hasta siete años. "Ver a las más pequeñas disfrutar e ir aprendiendo es una gran motivación", indica Eneritz. Actualmente, son quince las jugadoras de este club que entrena los martes y los jueves en el polideportivo de Gorostiza.

La temporada acaba de empezar, pero ya se van sumando, poco a poco, más chicas que quieren probar este deporte. "En las últimas semanas han venido siete u ocho chicas más a los entrenamientos. Nuestro objetivo es ese, que las chicas prueben este deporte, lo conozcan de cerca y, a poder ser, que se animen a jugar con nosotras", señala Borja Martínez. Así, quienes estén interesadas en acudir a los entrenamientos de este equipo deberán ponerse en contacto con el club a través del número de teléfono 637 440 894. "Yo les diría que se animasen, que vengan, nos conozcan y prueben este deporte. He estado en otros clubes y en ningún sitio me he encontrado el buen rollo que hay en este equipo. Vengo tremendamente feliz a entrenar y gracias a este equipo he vuelto a disfrutar de este deporte porque ha habido rachas en las que no he disfrutado en la piscina", asegura Nagore Fernández, otra de las jugadoras del Barakaldo Waterpolo Femenino.

Esa alegría se ve en los entrenamientos en los que las más veteranas y las que más experiencia tienen en este deporte no paran de animar a las chicas que están dando sus primeras brazadas en el agua. Otra de las integrantes de este club que cuenta con experiencia previa en el mundo del waterpolo es Haizea. Ella se animó a volver a jugar tras un parón de dos años y eligió formar parte de un proyecto nuevo como este del Barakaldo Waterpolo Femenino. "Estuve jugando en Getxo y, ahora, tras dos años de parón, vuelvo a jugar aquí y lo hago con ilusión y muy contenta", explica. Para algunas de las integrantes de este club, barakaldarras ellas, el poder jugar con un equipo de su localidad es una motivación extra. "Para mí es todo un orgullo jugar con un equipo que lleva el nombre de mi pueblo, es una sensación muy bonita", indica Nagore. Para el entrenador, Borja Martínez, el hecho de poder dirigir a un equipo barakaldarra fue un motivo más para embarcarse en este proyecto. "Cuando me propusieron este proyecto no pude decir que no. Soy de Barakaldo y es un placer y un reto muy ilusionante ayudar a que este club eche a andar", reconoce el técnico.

En muy poco tiempo, las integrantes del Barakaldo Waterpolo Femenino han construido una pequeña gran familia. "Aquí todas aportamos más allá de los entrenamientos. Hay quien lleva la cuenta de Instagram, otras hacen otras cosas... Hay una gran implicación", explica Eneritz. Además, el proyecto parece que ha caído de pie en la localidad fabril, ya que en su primer partido en casa contaron con un buen grupo de aficionados en las gradas de la piscina de Gorostiza. "Ver que nos recibían con pancartas y demás fue muy bonito. Esperamos seguir creciendo pero, sobre todo, seguir disfrutando de este deporte", concluye Borja Martínez, el entrenador de Barakaldo Waterpolo Femenino, un club que acaba de lanzarse a una piscina llena de goles e ilusión.

noticias de deia