Los vecinos de Rebonza recaban cien apoyos en una concentración ruidosa

La comunidad espera que se acelere la tramitación de los informes sobre el residente conflictivo

30.10.2021 | 00:14
Cerca de un centenar de vecinos participaron en la concentración ruidosa que tuvo lugar el pasado jueves a la noche en la plaza del Kasko.

Los vecinos del portal número 3 de la calle Rebonza quieren hacerse oír para que nadie olvide los problemas que están padeciendo a causa de un vecino conflictivo, y la ciudadanía de Sestao está haciendo ruido para mostrar su apoyo a esta comunidad de vecinos que está viviendo situaciones difíciles a causa de la mala actitud de uno de sus vecinos. Por todo ello, el pasado jueves a la noche tuvo lugar en la plaza del Kasko de la localidad sestaoarra una concentración ruidosa en la que tomaron parte un centenar de personas. Así, bajo el lema Sestao contra el incivismo, el corazón de la localidad se convirtió en el escenario para mostrar el apoyo de parte de la ciudadanía sestaoarra a esta comunidad. Con silbatos y demás elementos se hicieron oír en esta concentración que estuvo organizada por la asociación Sestao Aurrera. "Estamos intentando hacer lo más visible posible la situación que están padeciendo estos vecinos de Sestao para que se acelere lo máximo posible la tramitación de los informes que se están realizando sobre este vecino conflictivo", señaló Marta Núñez, representante de la asociación Sestao Aurrera.

Así, quieren que se sigan dando pasos adelante para poner punto y final a unos problemas de convivencia que no han hecho más que acrecentarse con el paso del tiempo. Ni siquiera la denuncia pública realizada por los vecinos del número 3 de la calle Rebonza la semana pasada ha hecho que la actitud del vecino conflictivo cambie. "No ha habido ningún cambio en su actitud. De hecho, durante esta semana ha vuelto a intentar acceder al portal sin llaves y al ver que los vecinos no le abrían la puerta del portal, se dedicó a tirar piedras contra el portal", informó Marta Núñez. Los episodios se repiten y, por ello, desde este vecindario se pide la agilización de los trámites y que se halle una solución integral. "Lo que pedimos todos es que se adopte una solución definitiva, que esta persona no sea trasladada a otra comunidad y ya está porque eso no sería más que trasladar el problema", explicó Núñez. Así, tras la reunión que mantuvieron el pasado martes dos vecinas del número 3 de la calle Rebonza con la alcaldesa, Ainhoa Basabe, se espera que a lo largo de la próxima semana tenga lugar un nuevo encuentro entre el Consistorio sestaoarra y esta comunidad de vecinos. "El pasado viernes se solicitó una reunión al Ayuntamiento en la que participarían, además de la alcaldesa, el concejal de Seguridad Ciudadana, Eduardo Abad, representantes de la Ertzaintza y la Policía Local. Esperamos que esa reunión tenga lugar la próxima semana y nos ayude a encontrar la mejor solución para todas las partes", indicó Núñez.

Hasta el momento, el primer informe sobre el residente conflictivo ya ha sido elaborado por la Policía Local y, según indicó la alcaldesa sestaoarra, el pasado martes, ya se ha dado traslado del mismo a los servicios sociales municipales que serán los encargados de evaluar qué tipo de atención precisa esta persona. Además, todo lo relativo a las condiciones de salubridad del inmueble en el que está residiendo el vecino que origina los problemas, deberá ser evaluado por Osakidetza para decidir si esa vivienda está en condiciones habitables o no. "Nosotros, hasta que no se ponga solución a la situación que está padeciendo esta comunidad de vecinos, seguiremos haciendo protestas", concluyó Marta Núñez.

noticias de deia