Abanto engalana sus muros con los vivos colores de la naturaleza

El Consitorio destina 22.000 euros para dotar de dinamismo también a los cuadros eléctricos

15.10.2021 | 09:41
El mural que adorna la rampa y escalera de María Auxiliadora tiene un gran apoyo vecinal.

Responsables del equipo de gobierno de Abanto girarán hoy visita a sendos muros de hormigón existentes en los barrios de Gallarta y Sanfuentes por si estos elementos constructivos fueran aptos para incorporarse al programa iniciado en 2019 que utiliza el arte como herramienta de cohesión e integración urbana. Estos días ha sumado una nueva obra pictórica de gran tamaño en la rampa de María Auxiliadora que sirve de conexión entre este barrio y Gure Etxea y Putxeta y la zona escolar dividida por la carretera N-634 en Las Carreras. Con anterioridad, una actuación similar se llevó a cabo en el nuevo muro del IES Dolores Ibarruri surgido tras la adecuación de calle Nueva Avenida.

El proyecto persigue consolidar el espacio como un lugar de referencia y un ejemplo más de integración paisajística a través del arte. Este segundo mural de carácter permanente tiene 180 metros cuadrados y está pintado directamente sobre el muro, "mostrando paisajes naturales, dando luz al entorno y convirtiéndolo en un espacio más amable para la ciudadanía que tanto transita a diario.

"Nuestros muros, cuadros eléctricos, conviven con nosotros en la calle, deben completar el paisaje urbano. Cuando caminamos la visión de nuestro municipio tiene que ser amigable, cercana, verde, porque somos un pueblo entre el mar y la montaña y la belleza de la naturaleza da forma a nuestro municipio, queremos que eso no se distorsione con los equipamientos urbanísticos, tan necesarios pero estéticamente fríos, grises. Cubrirlos con arte es la mejor opción, porque el arte es perspectiva, es cultura y el color da vida, alegría, dinamismo", reivindicó la alcaldesa Maite Etxebarria.

En 2019 se efectuó la primera experiencia embelleciendo diez cuadros eléctricos mediante murales que permitían la integración de estos elementos en su entorno. Especialmente, los situados en zonas rurales eliminando el impacto ambiental en dichas áreas. "El resultado ha sido extraordinario, ya que dos años después siguen intactos, y lo más importante es la valoración tan positiva de nuestros vecinos", destacó el concejal de Barrios, Obras y Servicios Jon Cuesta. "A partir de ahora, se decorarán los veinte restantes con motivos naturales, y para el próximo año ya sumarán treinta los cuadros convertidos en obras de arte a pie de peatón", avanzó Cuesta. La empresa Armosem y el muralista Kero, serán los encargados de decorar estos elementos urbanísticos, con diseños que se adaptarán al lugar donde están instalados los cuadros eléctricos. Las actuaciones actuales supondrán una inversión de 22.000 euros.

noticias de deia