Los hosteleros de Txabarri se unen en una asociación

Nueve locales forman la Asociación de Hosteleros de Txabarri, colectivo que busca dinamizar el barrio de Sestao

30.03.2021 | 00:48
Iván de Juan, José Antonio Txurruka, José Manuel Blanco y Juanjo Mediavilla forman parte de la asociación.

 Corrían mediados de los 80 y Txabarri, debido a la actividad de empresas como Altos Hornos era, quizá, el gran centro neurálgico de Sestao. También era el epicentro de la hostelería sestaoarra, ya que en aquellos tiempos había más de 40 bares en esta zona. "Y estaban todos llenos. Aquí se trabajaba muy bien", explica José Manuel Blanco, propietario del Café Boulevard.

Luego, llegó la desindustrialización y, con ella, la decadencia del barrio. Ahora, Txabarri vuelve a latir, ha dejado atrás tiempos oscuros y busca reverdecer laureles. También su hostelería y, para ello, los nueve establecimientos hosteleros que conviven en el barrio han decidido unir sus fuerzas y conformar la Asociación de Hosteleros de Txabarri, un colectivo que buscará seguir dinamizando la vida del barrio. "Me lo comentó José Manuel y fuimos hablando con cada hostelero. Todos los locales respondieron bien desde el minuto 1. Tenemos mucha ilusión por hacer cosas y dar más vida a este barrio en el que, ahora, hay un ambiente magnífico", señala José Antonio Txurruka, propietario del Bar Txurruka, uno de los locales propulsores de esta iniciativa. Así, los locales de Txabarri, al igual que ocurre en las mejores familias, han decidido apoyarse más que nunca cuando peor dadas vienen, en plena pandemia, y empezar a construir su porvenir con la creación de esta asociación.

Txurruka, al igual que José Manuel vivió aquellos años en los que la actividad en Txabarri era incesante, en los que los bares nunca estaban vacíos y, por desgracia, también tuvieron que vivir cómo los locales se iban vaciando y cómo, cada vez, se quedaban más y más solos, ya que la mayoría de los establecimientos acabaron echando el cierre y no hubo relevo. La sangría podía haber sido un poco mayor si hace siete años, Juanjo Mediavilla, no llega a decidir tomar las riendas del bar La Palmera cogiendo el testigo de sus padres. "No fue una decisión fácil, pero al final, decidí dar el paso. Ha sido duro ver cómo el barrio iba perdiendo actividad, cómo el negocio que cerraba no volvía a abrir", ahonda Juanjo. Por ello, el objetivo que busca esta asociación que está en plena fase de formación legal, es que "al menos, no cierren más locales. Apoyarnos entre todos y hacer cosas por el barrio", indican. Los tiempos no son, para nada, buenos para la hostelería, pero Iván de Juan decidió tomar las riendas de la Cafetería Tattoo hace unos meses. Él es muy joven y no conoció la época dorada de Txabarri, pero eso no quiere decir que no trabaje para que esos días no se vean tan lejanos. "Tenemos muchos proyectos en la cabeza. Hemos nacido como asociación y ahora tenemos que ir creciendo poco a poco", reconoce Iván.

Buena acogida

La idea de crear esta nueva asociación de hostelería no solo ha tenido una buena acogida entre los propios hosteleros del barrio, sino que desde el Ayuntamiento de Sestao, Sestao Berri y los proveedores de los establecimientos han recibido el proyecto con satisfacción. "Cuando a Sestao Berri le dijimos que nos íbamos a constituir como asociación, nos dijeron que estaban encantados", señala Juanjo Mediavilla. Así, esperan que, poco a poco, vayan ganando relevancia en el barrio realizando diversas actividades. Su bautismo fue en el Labe Garaia Eguna celebrado hace diez días, una cita en la que ofrecieron a la ciudadanía buen ambiente y lo mejor de sus barras de pintxos. "El Labe Garaia Eguna fue un éxito tremendo y nos consta que hay interés en que se haga más veces o, sino, actividades similares. Nosotros estamos encantados de que se hagan cosas y de ayudar en lo que se pueda", apunta Txurruka. Así, los hosteleros de Txabarri quieren hacer ver eso de que la unión hace la fuerza y esperan que el juntarse en la Asociación de Hosteleros sirva para que su barrio y sus establecimientos prosperen para que, de esta manera, Txabarri siga reverdeciendo laureles y rompiendo clichés.

En corto

Nueve locales. El proyecto de la creación de la Asociación de Hosteleros de Txabarri se ha fraguado en plena pandemia y, de momento, son nueve los locales que se han sumado a este nuevo colectivo.

Dinamizar el barrio. El objetivo que persigue esta nueva asociación es ser un nuevo activo del barrio y generar más actividad en Txabarri. Para ello, desde la asociación anuncian que tienen en mente varias iniciativas, acciones que, algunas de ellas, no pueden definirse aún debido a la actual situación sanitaria.

Reverdecer laureles. La Asociación de Hosteleros de Txabarri pretende que tanto el barrio como el sector hostelero de Txabarri prosperen. En definitiva, reverdecer laureles tras un par de décadas en las que, tras la desindustrialización, la actividad y la convivencia en el barrio fue decayendo y se generaron clichés en torno a Txabarri.

Alegría. Desde entidades importantes en el barrio de Txabarri como Sestao Berri han recibido la creación de esta nueva asociación con alegría.

"Aquí en los 80 ha llegado a haber más de 40 bares y estaban todos llenos"

José Manuel Blanco

Café Boulevard

"Todos los locales respondieron bien a la iniciativa desde el minuto uno"

José Antonio Txurruka

Bar Txurruka

"Ha sido duro ver cómo el barrio iba perdiendo actividad. El negocio que cerraba, no volvía a abrir"

Juanjo Mediavilla

Bar La Palmera

"Hemos nacido como asociación y ahora nos toca ir creciendo poco a poco"

Iván de Juan

Cafetería Tattoo


noticias de deia