Una docena de empresas certifica su responsabilidad social con los diplomas Enkarterri Green

"No solo es rentabilidad, está el compromiso con Enkarterri", aseura Myriam Jauregui, gerente de ADOK

21.11.2020 | 01:04
Intervinieron en la jornada Martín Pérez, Ángela Eguia, Jokin Díaz de Arsuaga, Andoni García, Myriam Jauregui, Mikel Pulgarin, Patxi Portugués y Xabier Sagredo.

El viernes regresaron los desayunos comarcales, la iniciativa impulsada desde la asociación Enkarterri Group, que aborda los retos del tejido empresarial con la puesta en común de agentes institucionales o económicos de carácter público y privado. Cambiando los cafés precoronavirus por los asientos del Zalla Zine Antzokia con distancia de seguridad, la jornada pivotó en torno al concepto de competitividad sostenible y finalizó con la entrega de certificados Enkarterri Green a la responsabilidad social a una docena de negocios: Argi Arquitectura, Bizkaia Park Abentura, Centro de Formación Somorrostro, Diemer, Eurotubos del Norte, Hotel Balneario Casa Pallotti, MRW Encartaciones, SPG Asesores, Talleres Mecánicos Sopuerta, Técnicas de Ventilación Calge, Trameinsa y Vibacar, de forma que son medio centenar los acreditados, aproximadamente la mitad de los que componen la asociación.

Enkarterri Group promovió en 2017 esta certificación con el objetivo de promover entre las empresas y organizaciones del entorno un crecimiento económico sostenible, con especial atención a los valores sociales y ambientales.

Se trata "no solo de ser rentables, sino también de comprometernos con Enkarterri: con su el medio ambiente, contrataciones locales, captar y retener talento...", enumeró Myriam Jauregui, gerente de ADOK, la entidad encargada de auditar y acompañar a las empresas en su trayectoria hasta obtener el certificado Enkarterri Green. "Nunca hablamos del salario emocional y debemos llevar a cabo esa reflexión", invitó.

Una de las primeras empresas en adherirse al sello de responsabilidad social fue el Grupo Lacilla, dedicado a la extracción, trituración y clasificación de árido calizo para su comercialización directa, así como a la producción y comercialización de hormigón desde Sopuerta. "Desde el convencimiento" ya están inmersos en el proceso de renovación del certificado Enkarterri Green, según su director general, Patxi Portugués aplicando la filosofía de esta certificación, por ejemplo, "preocupándonos de si somos capaces de extraer –de la cantera– lo estrictamente necesario para causar la menor afección posible al medio ambiente". Quizás a la comarca le falte "trasladar el sello Enkarterri Green a las instituciones para que aporte un valor añadido" a los negocios radicados en la comarca, opinó.

Una apuesta que marcará el camino hacia el plan estratégico 2030, "al que ya mirábamos cuando empezábamos a levantar cabeza de la anterior crisis y nos ha sobrevenido la pandemia", indicó la presidenta de Enkartur, Ángela Eguia. Aún "desconocemos el coste económico y social total que nos acarreará el coronavirus, pero los retos no serán menores". Confía en que sirva el bagaje de "años trabajando en busca de talento, inversiones y oportunidades de negocio e impulso al emprendizaje". "Distintas crisis han impactado en nuestra competitividad y tejido empresarial. Ante lo que estamos viviendo no queda otra que mantener el compromiso de colaboración", garantizó el presidente de la Mancomunidad de las Encartaciones, Martín Pérez Garmendia. Y también "son importantes estos foros para establecer alianzas".

Deslocalizaciones y jubilaciones

"Cuesta sangre, sudor y lágrimas" que las empresas puedan permanecer en la comarca y muchas personas "se jubilan sin sucesión, sin haber podido transmitir sus conocimientos", lamentó el presidente de la asociación Enkarterri Group, Andoni García. El director de Economía Social del Gobierno vasco, Jokin Díaz Arsuaga, recordó cómo presenció el surgimiento de Enkarterri Group. Ante la "delicada situación" que está dejando el coronavirus, "en abril ya nos reunimos para rehacer convocatorias de ayudas, redistribuir y crear nuevas líneas para empresas afectadas".

También acudió a la jornada Xabier Sagredo. "Si todos comprásemos al más barato estaríamos poniendo a las empresas en la necesidad de competir de forma no sostenible y nos llevaría a una low costización del país. Por ello, hoy en día la sostenibilidad no es una opción, es una obligación para poder mantener nuestro estado de bienestar", valoró después de aplaudir el compromiso sostenible encartado.