Abanto no subirá impuestos a los vecinos y sí a las grandes empresas

El Ayuntamiento pide a las industrias de mayor calado un esfuerzo impositivo para mantener servicios básicos

30.10.2020 | 01:05
Maite Etxebarria tildó las tasas de "compromiso social".

Una familia tipo en Abanto-Zierbena, con su vivienda habitual, un vehículo, un abono de las piscinas y sus tasas de basuras y alcantarillado, no verá alterada ninguna de estos impuestos o tasas, según anunció la alcaldesa de la localidad, Maite Etxebarria, quien dio cuenta del acuerdo plenario para las tasas y precios públicos del próximo año. Una propuesta del equipo de gobierno, PNV-PSE, que obtuvo la única negativa por parte del grupo Indaz, mientras que EH Bildu y Elkarrekin Podemos apoyaron o se abstuvieron en diferentes aspectos de la ordenanza municipal. En este sentido, Etxebarria agradeció la postura de la oposición que ha permitido este acuerdo "que ha sido aprobado combinando la necesidad de ser coherentes y responsables con la crisis sanitaria que afecta a la ciudadanía y con el compromiso de continuar garantizando servicios demandados y esenciales de calidad", valoró la primera edil.

La decisión municipal conlleva congelar aquellos impuestos y tasas que afectan a la mayoría de la ciudadanía de Abanto-Zierbena. "Hablamos de no subir ni un céntimo el impuesto de vehículos o el Impuesto de Bienes Inmuebles. Tampoco, experimentará ningún incremento la tasa de recogida de basuras y alcantarillado ni el abono y actividades deportivas a las piscinas", indicó la concejala de Hacienda, Argiñe de la Cruz.

Subidas
 

Por contra, en aras a la necesidad de mantener los servicios básicos a la ciudadanía, como la recogida de basuras, la limpieza viaria, la jardinería, las piscinas o los servicios sociales especializados, el Ayuntamiento aprobó el incremento en 2021 del Impuesto de Bienes Inmuebles de Características Especiales, "con lo que esperamos contribuya a recaudar unos 150.000 euros más que en 2020", destacó la concejala quien explicó que, de igual manera, el Impuesto de Actividades Económicas –el que afecta a aquellas empresas obligadas a tributar en el municipio de Abanto-Zierbena con un volumen de operaciones superior o igual a 2 millones de euros– también experimentará una subida que pasa de un coeficiente único de 1,56 al 1,72.

La tarifa de las actividades para personas no empadronadas sufrirá un incremento como los abonos en piscina y actividades deportivas mientras que se ha aprobado ampliar la bonificación a personas con discapacidad del 33% frente al 40% actual. "Hemos optado por subir el precio de las actividades para los no empadronados poniendo así en primer lugar a nuestros vecinos y vecinas ayudando a sus bolsillos con la congelación de la mayoría de las tasas e impuestos".

Además, se van a poner en marcha dos nuevas tasas que incluyen un recargo a las entidades bancarias por la ocupación de vía pública con cajeros en el municipio, y las tasas por la asistencia a talleres recreativos como actividad nueva, informó Argiñe de la Cruz. En 2021 la tasa de terrazas seguirá derogada como medida directa de apoyo a los bares y restaurantes del municipio, para que puedan seguir adelante con sus negocios y las restricciones de aforo y distancia de una manera más fácil, en una situación muy complicada por la pandemia. "Queremos ayudar a nuestros vecinos adquiriendo compromisos, tomando medidas y resistiendo la embestida de esta pandemia. El año que viene va a ser un año complicado y creemos que es el momento de congelar impuestos", concluyó Etxebarria.