Portugalete aplaza parte de su oferta cultural

La crisis sanitaria obliga al Consistorio a posponer los espectáculos de gran formato de noviembre

29.10.2020 | 01:12

En estos tiempos confusos, la sociedad vive pendiente de las cifras de contagio del covid-19 y, en base a ello, se construye la vida social y municipal. Por ello, el agravamiento del número de contagios ha obligado al Ayuntamiento de Portugalete a aplazar o cancelar los espectáculos de gran formato que se iban a celebrar a lo largo del mes de noviembre en el polideportivo Zubi Alde y el salón de actos del colegio Nuestra Señora del Carmen. Estos son los primeros aplazamientos de eventos culturales que realiza el Consistorio jarrillero desde que apostara en verano por impulsar pequeñas actividades para mantener viva la cultura pese a los tiempos actuales de pandemia.

En este sentido, la primera de las actividades que se cancelará será la programación elaborada para conmemorar Halloween que se había preparado para este fin de semana. Las invitaciones para acudir a estas actividades habían tenido una grandísima acogida, hasta el punto de, tras haberse iniciado el reparto de las mismas el lunes, estaban a punto de agotarse en el momento en el que desde el Consistorio, por precaución, decidieron suspender los espectáculos de gran formato para el próximo mes. De esta manera, la programación cultural de Portugalete para el próximo mes se verá reducida a las actividades de pequeño formato que estaban programadas en el centro cultural Santa Clara. Así, la ciudadanía podrá disfrutar de los talleres, cursos, conferencias y presentaciones de libros que acogerá Santa Clara.

Por su parte, la práctica deportiva también se verá notablemente resentida a causa del empeoramiento de la situación sanitaria. Así las cosas, se reestructurarán todas las actividades de deporte escolar para que puedan respetarse las burbujas de un máximo de seis personas que recomiendan las autoridades sanitarias. De este modo, Portugalete adapta su programación cultural y deportiva a la difícil realidad que está dibujando el covid-19 en su segunda ola, un rebrote que se ha acelerado y agravado en las últimas tres semanas.