Delicatessen directo a casa con un solo clic

El vermut, dueño y señor de los picoteos en el balcón

08.05.2020 | 07:05
Lombera de Carranza, en la última Txerriki Azkoka.

El coronavirus habrá podido eliminar temporalmente los bares, pero no el poteo. Disfrutar del aperitivo en el balcón y compartirlo con familiares y amigos a través de fotografías y videollamadas se ha convertido en uno de los pequeños placeres del confinamiento. En Enkarterri, las botellas de vermut Txurrut acompañan con frecuencia a las instantáneas. Desde que la declaración del estado de alarma restringió la actividad de la hostelería a servicios esenciales y obligó a suspender ferias, la empresa de Sopuerta ha encontrado en el mayor consumo particular y la venta a domicilio vía Internet una salida para intentar salvar la crisis. Lo mismo que los demás productores de la comarca presentes en las plataformas virtuales de Enkartur, BBK Azoka o sus propios soportes web.

La asociación de desarrollo turístico y económico comarcal asume los gastos de envío del catálogo de alimentación y bebidas que se despliega en www.visitenkarterri.com. Actualizada "con nuevos artículos, mejores imágenes y promociones especiales, cuenta hoy por hoy con una veintena de productores y empresas socias de Enkartur, que en conjunto suman más de setenta referencias a la venta: txakolis, vermuts, quesos y otros lácteos, embutidos, cervezas artesanas, los chocolates bean-to-bar y cafés de especialidad; trabajamos para incorporar nuevos productos", enumera la presidenta, Ángela Eguia. Actualmente, reúne txakoli Egia Enea (Balmaseda), Markoleta (Güeñes), Txabarri (Zalla), Ulibarri (Gordexola), Virgen de Lorea (Zalla), Txurrut (Sopuerta) y Petite (Karrantza), cervezas artesanas Laugar (Gordexola) y Maiken (Balmaseda), la empresa láctea Lactebal de Balmaseda, miel Herriko Heztia de Artzentales, quesos Ulibarri (Gordexola), Amalur (Karrantza) y Kolitzamendi (Balmaseda), repostería artesana Matxako de Karrantza, agricultura ecológica Artzentales EKO, horticultura La Rotura (Balmaseda), cafés y chocolates Kaitxo de Balmaseda, vermut Txurrut de Sopuerta y embutidos Lombera de Carranza.

Muchos de ellos iban a encontrarse en la feria de San José de Güeñes, el 22 de marzo, que cuenta con un espacio específico para unir a productores de la comarca. Es el caso de Antonio Vence y vermut Txurrut. "También hemos perdido la del 1 de mayo en Turtzioz o la de Ortuella y no sabemos qué ocurrirá con el Enkarterri Fest Gourmet", que acoge Zalla en junio, repasa. Además, tenía previsto desplazarse a Sevilla para la final de Copa entre el Athletic Club y la Real Sociedad que no pudo disputarse el 18 de abril. En contrapartida, está notando "un incremento de los pedidos a domicilio".

Compras diferentes Embutidos Lombera de Carranza figura en el directorio de Enkartur, pero "con un enlace a nuestra página web y bajo nuestras condiciones, debido a las características de los productos de chacinería", indica Santos Fernández. "Cuando salgo de reparto cambio de guantes por cada lugar que paso", explica sobre los rigurosos protocolos de desinfección instaurados por el coronavirus. También los aplican en las carnicerías que poseen en los barrios carranzanos de Ambasaguas y Concha. "Hemos instalado vitrinas de metacrilato" en el mostrador "y tenemos las manos destrozadas de tanto lavárnoslas". Además de la preocupación por la salud han percibido cambios en las costumbres. La clientela tiende a pasar menos tiempo en los establecimientos y encargar los pedidos con antelación, así que "muchas veces vamos a las seis de la mañana a preparar el género de forma que esté listo a la hora de apertura". Para lo que están más que listos es para regresar a las ferias, eso sí, cuando las circunstancias lo permitan.

noticias de deia