Bares de Ezkerraldea: "Con estas condiciones no es viable abrir nuestros locales"

900 hosteleros de Ezkerraldea piden una desescalada acorde a sus negocios

06.05.2020 | 00:15
Cerca de 900 hosteleros de Ezkerraldea colocaron una esquela en la puerta de sus negocios para visibilizar su delicada situación actual. Foto: M. A. Pardo

Desde el pasado 14 de marzo, pasar por la calle Itsasalde de Santurtzi, la calle Coscojales de Portugalete, la zona de La Pela en Sestao o la calle Zaballa de Barakaldo es transitar por lugares muertos en vida. Zonas en las que las persianas cerradas y la ausencia de las habituales pequeñas terrazas de los locales hosteleros dibujan actualmente el triste paisaje. Esa imagen se repite en varias áreas de los cuatro municipios de Ezkerraldea y, si nada lo remedia, esa será la imagen que habrá desde el próximo lunes cuando, si Euskadi pasase a la Fase 1 de la desescalada, podrían abrir los establecimientos hosteleros y de restauración y llenar sus terrazas al 50%. El gremio en la comarca está deseando volver a levantar la persiana, pero quiere hacerlo con garantías, sin que sea peor el remedio de abrir a medio gas que la enfermedad de estar cerrado a cal y canto.

Por ello, 900 hosteleros de la comarca se han sumado a la iniciativa Hostelería en Pie de Guerra, una acción que se gestó en Santurtzi a través de Facebook y que se ha extendido a todo Ezkerraldea y que defiende que con las condiciones que ha puesto el Gobierno central para la desescalada, es "inviable" que puedan abrir sus locales. "En Euskal Herria no basamos nuestra hostelería en terrazas, en otras zonas como el Levante o el sur de la península quizá sí sean una importante fuente de ingresos. Para nosotros el abrir solo con las terrazas es insostenible y, por eso tenemos claro que así no abrimos", explica Aurora Sánchez, hostelera de Santurtzi que fue una de las impulsoras de esta iniciativa que nació a nivel de la localidad marinera, pero que en menos de una semana se ha convertido en un fenómeno de toda la comarca y al que se están sumando cada vez más hosteleros de Ezkerraldea.

Y es que la hostelería de la comarca está conformada, en su mayoría, por locales de pequeño tamaño y con pocas mesas de terraza y, si, además, esas pocas mesas hay que reducirlas a la mitad, el panorama resultante no es nada halagüeño. Por ello, en la jornada de ayer los integrantes de Hostelería en Pie de Guerra hicieron la primera de las iniciativas que tienen previstas para visibilizar su situación: poner imagen a su problemática y luchar porque las medidas de desescalada se adapten también a modelos de negocio hostelero como los existentes en Ezkerraldea. Así, casi un millar de establecimientos amanecieron de luto, con una esquela pegada a su persiana de entrada que pretende ser una llamada de atención para poner remedio a su situación porque, de lo contrario, según indican, puede ser el adelanto de una muerte próxima de sus negocios.

"Esto es una llamada de atención a las autoridades y a la ciudadanía. Quién no se para a mirar una esquela estando colocada en la puerta de un bar. Con esta herramienta queremos hacer ver que cada establecimiento hostelero tiene un alma propia. Aparte del empresario que lo gestiona están los trabajadores, los proveedores, los clientes, la vida que da a la calle un local abierto", desgrana Aurora. La iniciativa llamó la atención ya ayer de muchos viandantes, que se paraban ante la puerta de los establecimientos a leer esa esquela que pone el 15 de marzo como fecha de fallecimiento de cada uno de los negocios.

La realizada ayer no es más que el comienzo de una serie de acciones coordinadas que realizarán este casi millar de hosteleros de Ezkerraldea, de los que 400 desarrollan su actividad en Barakaldo. "Hemos hecho esta acción con el propósito de seguir dando mucha guerra. Estamos pendientes de cómo será la desescalada y de en qué circunstancias se va a hacer para ver de qué manera podemos llevar a cabo nuestras reivindicaciones. Estaremos dando guerra, se nos escuchará bien fuerte y ojalá se puedan sumar a esta iniciativa hosteleros de muchos más municipios", desarrolló Aurora, propietaria del bar Cafeto de la localidad marinera.

Entre el 10 y el 15% no volverá La crisis actual va a generar un gran daño a muchos locales y, en el caso de algunos ya les ha abocado a su cierre definitivo. "En el momento actual, en la zona que controlo que es Santurtzi, calculamos que entre el 10 y el 15% de los locales hosteleros cerrará definitivamente. Si esta situación se alarga en el tiempo, ese porcentaje irá creciendo de forma irremediable porque así es insostenible mantener nuestros negocios", reconoció la creadora de Hosteleros en Pie de Guerra. Los negocios que subsistan a esta situación, lo harán muy mermados y sin el salvavidas que, en muchos casos, suponen las fiestas patronales y que este verano no se celebrarán.

Los hosteleros de Ezkerraldea están deseosos de volver a levantar la persiana y que los tiradores de cerveza vuelvan a funcionar. Desean volver a su modo de vida, pero quieren hacerlo de una forma viable, sin que el volver a la actividad sea un paso más para que las esquelas ficticias que ayer lucían sus negocios se conviertan en una triste realidad.

En corto

Más de 900 locales. La iniciativa 'Hostelería en Pie de Guerra' reúne ya a más de 900 locales de hostelería y restauración de Ezkerraldea. La iniciativa surgió en Santurtzi y se ha extendido a Portugalete, Sestao y Barakaldo.

Medidas inviables. Los hosteleros aseguran que las condiciones de desescalada fijadas por el Gobierno central hacen inviable la puesta en marcha de sus negocios. En su mayoría, la hostelería de Ezkerraldea se desarrolla en bares de pequeño tamaño y con pocas mesas de terraza. Por eso solicitan que las medidas de desescalada se adapten a los distintos modelos de negocio.

Estudios de terrazas. Mientras tanto, los ayuntamientos de la comarca están estudiando medidas que permitan a los locales hosteleros contar un mayor espacio para terrazas o la adopción de otras fórmulas que les permitan poder abrir y hacerlo con visos de viabilidad.

noticias de deia