Se celebran el 6 de agosto

Natalia pone el color a la fiesta

Natalia Martín gana el primer premio del concurso del cartel de las fiestas de agosto en Trapagaran

La obra, basada en los personajes más representativos del pueblo, destaca por la sencillez del diseño

09.02.2020 | 07:50
La joven trapagarandarra Natalia Martín Hermida se ha proclamado ganadora del concurso del cartel anunciador de las fiestas patronales de Trapagaran 2019.Foto: E. Z.

Trapagaran - Los vecinos de Trapagaran se encuentran a poco más de un mes para poder disfrutar de la primera parte de sus fiestas patronales: la Transfiguración del Señor que se celebra el 6 de agosto y, posteriormente, de las fiestas de San Ramón No Nato que tienen lugar entre el 28 de agosto y el 1 de septiembre. Un tiempo de música y bailes en las calles repletas de niños jóvenes y adultos junto con los personajes característicos de este municipio que ha combinado durante siglos lo rural y lo minero.

Un carácter que tiene su reflejo en el cartel ganador de esta edición elaborado por la trapagarandarra Natalia Martín que ha participado en este concurso a lo largo de varios años con desigual resultado. "Se trata de un cartel colorista que intenta presentar a muchos de los protagonistas de la fiestas. Por ello no faltan los txistularis, un guitarrista o un dantzari representando a la música y el baile. Luego están los gigantes más conocidos del pueblo como el minero, la molinera, el dueño de las minas o la sorgina que los he situado entre las piedras que adornan la nueva rotonda que hay en la carretera general como señas propias del pueblo. En definitiva, se trata de hacer "un llamamiento a la fiesta, a la alegría de nuestros vecinos y de quienes nos visiten esos días", resume esta joven treintañera que compagina su trabajo en una ludoteca con las encomiendas en una empresa de comunicación bilbaina donde aporta su creatividad para el diseño y la maquinación.

"Yo me licencié en Publicidad y Relaciones Públicas en la UPV/EHU en Leioa y aunque suelo hacer dibujos y diseños también colaboro con temas de maquetación, pero soy más de diseño", señala esta joven, la pequeña de tres hermanos a los que vio dibujar y pintar desde su infancia. "A mis hermanos siempre les ha gustado el dibujo y la pintura y lo hacen bien aunque ninguno de ellos se dedique profesionalmente a ello. Eso sí siempre han sido muy creativos", reseña esta joven que se muestra sorprendida del escaso número de participantes que ha habido en esta edición, tan solo seis carteles. "Si que me ha llamado la atención porque entre otras cosas el premio es de 500 euros que creo que no está nada mal", comenta Natalia Martín, quien ya sabe lo que es ganar en Trapagaran.

Constancia "Logré el primer premio también en 2015 y lo cierto es que a parte del premio en metálico siempre hace ilusión ver tu diseño, tu propuesta en la portada del programa y en los carteles de fiestas. Ya lo había intentado con anterioridad incluso un año participé a pesar de tener un brazo roto por lo que el cartel lo diseñé con figuras de plastilina", añade esta joven inquieta que se decanta por el software libre de diseño y retoque fotográfico como Gimp para sus trabajos personales como el cartel ganador de este año.

Poco amante de los deportes, "bastante hago con las actividades de ludoteca que me obliga a trabajar muchos fines de semana", reconoce al tiempo que indica que su etapa juvenil en la gimnasia rítmica le ha resultado muy provechosa tanto para llevar a cabo una alimentación sana y equilibrada "como para ser constante en lo que hago y a buscarme actividades para no estar parada. Soy inquieta y no me gusta estar parada", comenta esta antigua estudiante del C.P. La Escontrilla.

Natalia destaca que nada tiene que ver el dibujo que hacía en clase con el diseño que ahora afronta en proyectos como el cartel, en el que salvo el texto obligatorio, el resto es pura creatividad. "La idea que quería plasmar estaba clara desde el principio aunque la dibujé en un papel casi de cualquier manera. Luego empiezas a desarrollarla y cuando ya crees que has acabado le echas un vistazo y te das cuenta de que te falta algo y claro empiezas a añadir elementos, personajes y eso complica el diseño y dificulta poner el punto final", confiesa esta joven artista que ha puesto el color a la fiesta.

noticias de deia