ezkerraldea

Nerea hace realidad su sueño

Mañana, a partir de las 13.00 horas, el paseo de La Canilla de Portugalete se convertirá en un escenario de danza contemporánea en el que la jarrillera Nerea Martínez y su compañera Natalia García escenificarán su espectáculo ‘Eight’

09.02.2020 | 06:05
Nerea Martínez posa en Portugalete

Mañana el paseo de La Canilla de Portugalete se convertirá en un escenario de danza contemporánea

Su cuerpo ha danzado, ha expresado lo que muchas palabras no pueden trasladar a lo largo y ancho de muchos lugares del mundo pero, hasta la fecha, la jarrillera Nerea Martínez no ha podido actuar en Portugalete, la villa que le vio nacer y dar sus primeros pasos en el mundo de las danzas de la mano de Elai Alai. Actuar ante su gente, mostrar su gran valía ante sus vecinos ha sido hasta ahora uno de los grandes anhelos de Nerea y, por fin, mañana va a poder hacer realidad su sueño. A partir de las 13.00 horas, el paseo de La Canilla se convertirá en un escenario de danza contemporánea en el que la bailarina y coreógrafa jarrillera escenificará, junto a su compañera Natalia García, su espectáculo Eight. "Estoy muy agradecida a Portugalete por la oportunidad que nos ha dado y esperemos llenar la calle de danza. Quien venga a vernos va a disfrutar viéndonos bailar y transmitir con el movimiento de nuestros cuerpos. Además, después de Eight, Raúl, un amigo que ha venido desde El Salvador para la ocasión, también bailará y nos va a brindar un gran espectáculo porque tiene muchísimo talento", explica Nerea.

Para la artista jarrillera, el paseo de La Canilla no es un lugar desconocido, ni mucho menos, pero no por haber actuado en semejante escenario. "La Canilla es un lugar muy bonito, muy especial en mi vida. Aquí me he criado, he crecido, he jugado, he corrido... Va a ser muy bonito actuar aquí y poder acercar el mundo de la danza contemporánea a los portugalujos", indica Nerea, quien recientemente ha estado actuando en escenarios portugueses y que, además de su número Eight, también está trabajando en otros proyectos, entre ellos, con la compañía Markeliñe. "La actuación de mañana es muy importante y especial para mi, pero todo ello no hará que el espectáculo cambie. Natalia y yo haremos lo que hacemos siempre que escenificamos Eight. Va a ser una actuación con una duración de 17 minutos en los que lo daremos todo y trataremos de emocionar al público que venga a La Canilla", indica Nerea, quien reconoce que "trabajar con Natalia es todo un honor porque trabaja muchísimo. Es de agradecer todo el esfuerzo y la pasión que pone a nuestra labor".

Dar continuidad La creadora portugaluja espera que el hecho de que mañana la danza contemporánea tome el paseo de La Canilla no se convierta en un hecho aislado. "Espero que, de forma periódica, la danza salga a las calles de Portugalete. Tenemos en nuestra villa escenarios muy buenos en los que poder celebrar este tipo de espectáculos", señala Nerea. Ella, en su día, no tuvo referentes de su municipio en el mundo de la danza contemporánea y, con actuaciones como la de mañana, ella espera que los niños y niñas de la villa puedan tener un espejo en el que mirarse y ver que es posible, con mucho trabajo, abrirse camino en el mundo de la danza. "Sería muy bonito que viniesen niños y niñas a vernos y que, alguno de ellos, se anime a comenzar a dar los primeros pasos en el mundo de la danza", reconoce Nerea. Ella, cuando daba sus primeros pasos en esta disciplina tan exigente, soñaba con, algún día, poder mostrar sus creaciones en el corazón de Portugalete. Ese momento llegará mañana en La Canilla, el lugar que hace años le veía correr y jugar y que mañana le verá danzar.