Leioa estudia organizar "propuestas similares" a la del 'bosque de los deseos'

El interés por este espectáculo de luz y sonido provocó largas colas para entrar

09.11.2021 | 00:14
Una familia observa uno de los juegos de luces y sonidos del espectáculo programado en el parque de Pinosolo.

El bosque de los deseos de Leioa recibió a una multitud de personas desde el viernes hasta el domingo pasado y el Ayuntamiento, "en vista de esta gran acogida", estudia organizar "propuestas similares" para ofrecer a sus vecinos. La expectación por ver este espectáculo nocturno de luces y sonido fue tal que se formaron largas colas, e incluso, hubo retenciones en La Avanzada. "Fue un rotundo éxito", señalaron ayer lunes desde el equipo de gobierno.



El Consistorio leioaztarra había planificado esta actividad tan original con motivo del Día de Leioa. "Nuestro objetivo era ofrecer algo especial a los leioaztarras después de los momentos tan duros que pasamos en la pandemia. Por eso decidimos centrarnos en este parque tan especial de Leioa y dotarlo de vida y fantasía", apuntaron ayer desde el Área de Cultura local. La idea era convertir el parque de Pinosolo en un espacio mágico, con iluminación, sonido, árboles que hablaban, un estanque de colores, un lugar en el que depositar deseos... Una iniciativa que cautivó a los leioaztarras y a personas y familias de otros municipios. El interés fue tan enorme que para entrar al parque se formaron colas y la gente tuvo que esperar hasta tres horas para acceder. El sábado, se amplió el horario para no dejar fuera a nadie de los que estaban esperando su turno, pero el domingo no, y numerosos interesados se quedaron sin adentrarse en el bosque de los deseos. "El sábado se hizo el esfuerzo de ampliar el horario de cierre de las 23.00 horas a la 1.00 para que todas las personas que se encontraban esperando pudieran disfrutar del espectáculo y no dejar a nadie fuera, algo que, sin embargo, fue imposible el domingo", aclararon ayer domingo fuentes municipales. Pinosolo se convirtió en un bosque encantado durante tres noches, de 18.30 a 23.00 horas. El acceso era libre y no era necesario reservar ninguna hora o coger invitación.


Un par de niños, en otra parte del recorrido del 'bosque de los deseos'. Foto: Ayuntamiento de Leioa

La experiencia estaba planteada para vivirla a través de un recorrido aproximado de un kilómetro con trece puntos donde ver espectáculos distintos. Para la distribución de la gente, se hicieron pases de 50 adultos, sin contar los menores, cada dos minutos, que en algo menos de media hora completaban el itinerario. "Lo atractivo de la propuesta y lo novedoso, así como la gran repercusión que la iniciativa tuvo en los medios de comunicación hizo que muchas personas de distintos puntos de Bizkaia, e incluso de fuera, se acercaran a Leioa a disfrutar del espectáculo", corroboraron desde el Consistorio. El gran interés provocó que el parque y el montaje diseñado no pudieran absorber a tanta gente. Los problemas para aparcar y la larga espera en la cola echaron para atrás a muchas personas. El PP de Bizkaia, ante la situación generada, demandó mantener "un poco más en el tiempo" este bosque. Además, se preguntó: "Si algo funciona, ¿por qué quitarlo?". El equipo de gobierno local ya anunció ayer lunes que en el Departamento de Cultura "trabajarán en propuestas similares para los leioaztarras".

Los datos

"Éxito rotundo". El Ayuntamiento de Leioa hizo balance ayer: "El bosque de los deseos' se despide con un rotundo éxito". Ante la gran acogida de esta iniciativa, el Área de Cultura "trabajará en propuestas similares para los leioaztarras".

Largas colas. El interés por asistir fue tan grande que se formaron largas colas. El sábado, el Ayuntamiento pudo ampliar el horario de cierre, y pasar de las 23.00 horas previstas a la 1.00 para que todo el mundo que estaba haciendo cola pudiera entrar. Sin embargo, "fue imposible el domingo" y muchas personas se quedaron sin ver el espectáculo.

Propuesta de luz y sonido. El parque de Pinosolo se convirtió en un bosque encantado con trece puntos donde ver espectáculos distintos de luces, colores, y sonidos: los árboles hablaban, se podían depositar deseos...

la cifra

50

Se hicieron pases de 50 adultos, sin contar los menores, cada dos minutos, que en algo menos de media hora completaban el recorrido, de un kilómetro y medio.

noticias de deia