el jefe decidió premiar la petición más creativa

¿Qué harías por más vacaciones?

Cristina Guezuraga ha realizado originales acciones para lograr dos días más libres en su trabajo

Su jefe decidió premiar la petición más creativa y esta getxotarra ha ganado en los últimos diez años

09.02.2020 | 18:05
Cristina Guezuraga posa en una de las salas de la agencia de publicidad para la que trabaja, situada en Getxo.Foto: M. Hernández
¿Qué harías por más vacaciones?

Cristina Guezuraga ha realizado originales acciones para lograr dos días más libres en su trabajo

Getxo - ¿Qué estarían dispuestos a hacer por conseguir dos días de vacaciones gratis? Piensen, piensen, aunque es muy probable que no se les ocurra algo tan original como a Cristina Guezuraga. Fingir su propia boda, realizar una pintada gigante en el tejado de su oficina, hacer creer a unos niños que solo iban a estar veinte días al año sin ir al cole, conseguir que el propio Risto Mejide le solicite los días de libranza a su jefe o, incluso, que se los pida un gurú de la publicidad, Toni Segarra, el ideólogo de ¿A qué huelen las nubes? o ¿Te gusta conducir? Todo eso lo ha pensado y llevado a cabo Cristina en los últimos diez años.

Para situar esta historia, que es imposible contarla sin esbozar unas cuantas sonrisas o carcajadas, hay que ir a Getxo y a la agencia de publicidad Ros, donde trabaja Cristina. "Mi jefe se inventó un concurso: quien pida las vacaciones de la forma más creativa gana dos días extra", indica esta mujer, directora creativa de la empresa. "Fue hace ya veinte años y lo hizo para incentivar la creatividad, que en nuestra agencia es uno de los pilares. Y lo puso en marcha para todos los departamentos: desde cuentas a diseñadores gráficos o al servicio de limpieza", explica la propia Cristina, récordwoman de este concurso, puesto que lo ha ganado de manera consecutiva los últimos diez años. Sus maneras de reclamar más días de libranza han sido apoteósicas y un resumen de ellas está en el vídeo A ver cómo supero yo esto, colgado en Youtube. Es desternillante verla, por ejemplo, interpretando su particular versión de I want to break free, de Queen. "Grabé un vídeo con Ana, que es la mujer que limpia la agencia; hicimos un musical con la canción I want to break free, diciendo I want to days free. Ros knoooows. Es que todo cuadraba. Nos quedó redondo. Y nos repartimos el premio: un día para ella y otro para mí", asegura la que sale en la foto de arriba, la que parece seria...

Esta propuesta es una de la que más gracia le hace de toda su trayectoria de ruegos vacacionales. Aunque no se queda atrás la grabación de cómo reaccionan los hijos de sus amigas cuando les dice que solo van a tener veinte días de vacaciones. "¡Había verdaderos dramas!", recuerda. Pero claro, la última, la de hace solo unas semanas y que tiene como protagonista a Toni Segarra, es de las más especiales. Y eso que antes ya había conseguido que Risto Mejide se sumara a esta locura. "Te voy a dar dos opciones, Dani. La primera es que le des dos días de vacaciones a Cristina y la segunda es que yo le haga una oferta que no podrá rechazar. Tú eliges: perderla solo durante dos días o quizás perderla para siempre", afirma Risto Mejide a cámara. "Cada año me lo pongo más difícil y en el vídeo lo digo: A ver cómo supero yo esto. Y es que realmente es lo que pienso cada vez. He nadado por la ría y el vídeo ha sido viral; hice una pintada gigante en el tejado de la oficina y pensé: ¿Y ahora qué? Y ya, después de lo de Risto Mejide pensé que era imposible y, de repente, vi en el programa del festival de creatividad y diseño de Serifalaris que venía Toni Segarra y dije: Esta es la mía. Conseguí el mail de su asistente y le mandé un correo. La mejor manera de superarlo era con el mejor creativo del siglo", admite Cristina. En el vídeo que recopila sus proezas se puede ver cómo Toni Segarra llama por teléfono al jefe de Cristina desde el escenario donde impartía su conferencia para Serifalaris. "Para mí, fue un día superemocionante y bonito. Primero, por conocer a Toni Segarra, y que me pude tomar una cervecita con él. Y luego, porque a la emoción de conocerle, se suma el que las 450 personas que estaban en Serifalaris me ayuden a pedir las vacaciones. Fue muy chulo", reconoce.

Así se las gasta Cristina, que lo tiene muy complicado para superarse el próximo año. Pero ella disfruta con esta aventura. "Por un lado, me da mucha satisfacción porque estas ideas me divierten y me reportan reconocimiento y luego, a la agencia le está viniendo muy bien. Para mí, es la libertad creativa total. Es hacer lo que me dé la gana. ¡Me encanta!", destaca esta vecina de Getxo, que se ha ganado más que dos días de vacaciones, ¿no? Dani, un aumento de sueldo para ella, ¿quizás?

noticias de deia